Especialista. Si no eres líder en tu categoría, elige un campo más pequeño

Uno de los temas relacionados con el posicionamiento personal en donde más he percibido un cambio es en el dilema generalista vs. especialista.

Cuando empecé a trabajar la Marca Personal la respuesta más habitual al preguntar si era mejor posicionarse como generalista o como alguien enfocado en un nicho más reducido, la respuesta era que mejor lo primero. Hoy ocurre lo contrario y estoy de acuerdo.

Creo que hoy, habiendo tanta gente con títulos genéricos (o casi) es muy complicado sobresalir. Sin embargo, si conoces mejor un campo un poco (o un mucho) más específico, es más fácil que confíen en ti y te elijan.

Esto se lo recalco especialmente a los más jóvenes porque para ellos es complicado presumir de conocimientos y experiencia general cuando apenas empiezan. Pero si se han preocupado de aprender más sobre un área específica (y lo demuestran), van a ser más creíbles.

Especializarse es escoger una parcela o materia concreta en la que convertirte en una autoridad

Te ayuda a posicionarte como experto, autoridad, referente. Facilita que te reconozcan como alguien aquel capaz de solucionar un problema o satisfacer una necesidad concreto.

Puedes convertirte en una fuente de información oficial para los medios que buscan información concreta

Especializarse no implica olvidarse de todo lo demás o no ser bueno en otras cosas

Todos disfrutamos con unas cuantas cosas que nos apasionan en nuestra vida. Yo lo denomino el síndrome del renacentista porque parece que todos podemos hacer muchas cosas que nos atraen.

Parece que, al especializarte, vas a tener que prescindir de casi todas. Pero no es así. Especializarse no implica olvidarse de todo lo demás o no ser bueno en otras cosas. Lo interesante y maravilloso es que puedes especializarte eligiendo cosas interesantes y útiles de todos esos asuntos que te gustan y combinarlas creativamente.

Por lo tanto, quiero que entiendas que la especialización no sólo no nos limita o nos obliga a dejar de hacer cosas que nos gustan, sino que podemos extraer lo mejor de todas para crear algo diferente.

Los clientes se preseleccionan y se filtran ellos mismos cuando saben lo que ofreces

Este fin de semana estuve impartiendo unas sesiones de Marca Personal en el Master de Coaching de la Universidad de Málaga y quería dejarles claro que ir de Coach genérico (o de casi cualquier otra profesión) no es iba a ayudar mucho porque eso no deja claro en qué puedes ayudar a un cliente/empleador.

Por lo tanto, aunque te asuste limitar el campo, el hecho de que pongas por delante en qué eres especialista en lugar de dejar que otros lo adivinen, va a facilitar que te encuentren y vas a perder menos tiempo en dar explicaciones sobre lo que haces y lo que no.

Como especialista puedes conseguir más cobertura de Medios de Comunicación

Hay un efecto colateral interesante de la especialización y es que puedes convertirte en una fuente de información habitual para los medios de comunicación cuando necesiten la opinión de alguien que sepa sobre algún asunto. Todos hemos visto en los telediarios o en los periódicos que preguntan o citan a algún experto sobre un tema de moda. Si vas de generalista, eso es más complicado de conseguir.

Eso te da una gran visibilidad y te genera una gran credibilidad.

Actualmente se puede ser superespecialista porque puedes llegar a todo el mundo

Sigue existiendo un cierto temor a enfocarse en un nicho determinado porque puede parecer que vas a perder muchas oportunidades. Diversificar es muy tentador. Lo importante al especializarte es que, aunque quizás no tengas tantos clientes, aquellos que te escojan estarán dispuestos a remunerarte mejor.

De todos modos, suelo decir que lo que pierdes de anchura, lo ganas en profundidad. A diferencia de lo que ocurría hasta hace un par de décadas, ahora, gracias a la tecnología puedes llegar a todo el mundo y trabajar con empresas de otros países sin moverte de casa porque tus clientes están en todas partes. Así que aunque tu área de experiencia sea más reducida, lo compensas al no tener limitaciones geográficas.

Ser percibido como especialista refuerza tu Prestigio

Ser percibido como un experto en un campo que sea valioso para tu audiencia es fundamental para una Marca Personal de éxito. Cualquier profesional que quiera progresar se dará cuenta de que debe ser conocido por algo en particular. Puede ser una cualidad, un tipo de logros, una disciplina, una experiencia, un estilo de trabajo o una forma de pensar. La percepción de que eres especialista en un tema valioso para tu audiencia es un factor importante para posicionarte como alguien con una Marca Personal exitosa.

Crea tu propia categoría para que puedas ser el primero en la mente de tu audiencia

Hay una regla de marketing que dice que si no puedes ser el líder en tu categoría, crea otra nueva. Eso es lleva haciendo desde que hay más oferta que demanda y cada día más. Hoy bajo la categoría Arroz, hay montones de tipos de arroz, calidades y formatos. Y eso ocurre con la cerveza, los móviles y con todo. En tu profesión puedes hacer lo mismo. Si eres capaz de poner un “apellido”, un «topping» a tu profesión, entonces habrás creado o te habrás situado en un terreno en el que, aunque no seas el líder mundial del sector, podrás dominar un área.

No te acomodes tras una especialidad

Si tienes la suerte de elegir un área de especialización que tiene tirón, como cuando empezó el boom de las tecnológicas y conocías ciertos lenguajes de programación, puedes tener la tentación de dormirte en los laureles.

Especializarse no significa olvidarse de tu base generalista ni de seguir creciendo en ese o en otros campos. No tienes que se monoexperto, puedes diversificar tu oferta profesional combinando temas que pueden estar conectados o no. Pero lo que no puedes hacer es convertir la especialización es una excusa para volverte monotemático.

Andres Perez Ortega

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *