Evidencias. No me lo cuentes, enséñamelo

Si hay algo que ha cambiado Internet para los profesionales es la posibilidad de mostrar y demostrar lo que somos capaces de hacer en lugar de limitarnos a contarlo en un Currículo.

Independientemente del número de visitas o seguidores que tengas en tu Blog o en tus Redes Sociales, la posibilidad de convertir estas herramientas online en un escaparate de tu valor, puede proporcionarte una ventaja interesante.

Mostrar tu trabajo te evita dar explicaciones

Hace mucho que no paso por un proceso de selección ni hago entrevistas para un empleo. Creo que la función de esos trámites es la de convencer al entrevistador de tu valor. Con tests de personalidad, con pruebas de todo tipo y con preguntas más o menos dirigidas, una entrevista es el momento en que debes convencer a tu interlocutor de lo que eres capaz de hacer.

Sin embargo, si llevas meses o años subiendo a La Red consejos, ideas, propuestas o experiencias en formato foto, vídeo, audio o texto, es como si estuvieses en una entrevista constante y multimedia. Es como si estuvieses adelantándote a cualquier pregunta que te pueda hacer un entrevistador, un cliente o un empleador.

Así que, aunque tu Blog sea algo minoritario, no sólo te va a ahorrar explicaciones, sino que es posible que te abra puertas que ni siquiera pensaste.

Dame un poco de lo tuyo

Esta semana, volviendo de un curso, los de Aquarius estaban a la salida del metro regalando muestras de un nuevo sabor, melocotón rojo. Hacía tiempo que no veía a nadie regalando producto, quizás el COVID frenó ese tipo de promociones.

Eso es algo que yo propongo con frecuencia a mis alumnos. ¿Y si regalas muestras de tu trabajo para demostrar lo que haces? Un post como este, una presentación, un vídeo, un consejo en un evento de Networking. Por ejemplo, mi amigo Claudio lleva años compartiendo toneladas de ideas y consejos en su web así que, no tendría mucho sentido que pasase por un proceso de selección para demostrar lo que lleva años contando.

¿Qué me puedes ofrecer en LinkedIn, en tu Blog o en un Podcast que me sea útil y que pueda utilizar para recomendarte a otros?

Si no quieres que te copien, regala tu trabajo

Ya he dicho aquí varias veces que si tienes miedo de que te copien tus ideas, lo mejor es que las regales

Yo parto de la base de que está todo inventado, sin embargo, una misma cosa se puede contar de muchas formas distintas y con tu propio estilo. Así que, cuando des una prueba de lo que vales, trata de dejar tu sello.

Pero si tienes algo valioso que realmente merece la pena, lo mejor es que llegue al mayor número de personas posible. Ponlo en todas partes, créalo en todos los formatos posibles, facilita las descargas. De ese modo se dispersará la semilla mucho más.

Si te callas, si te escondes, si ocultas tus ideas, no sólo no serás tenido en cuenta, sino que seguirás siendo sospechoso.

Dame algo útil

Puedes compartir evidencias de dos tipos.

Por un lado puedes enseñar lo que has hecho, tus logros, tu producto terminado. Eso puede ayudarte a demostrar que sabes lo que haces y que, además, consigues resultados. Esto puede ser muy útil para alguien que considere que puedes ser un candidato interesante porque transmites confianza.

Pero lo más interesante es que no te limites a contar el resultado final sino que me expliques como has llegado a eso. Dame consejos, háblame de tus meteduras de pata, cuéntame tus lecciones aprendidas. De ese modo atraerás a quienes estén en tu sector y, si lo haces bien, te considerarán un referente o alguien a quien seguir y recomendar.

Las evidencias dejan huella

La Marca Personal es el recuerdo que dejamos en los demás. La mejor forma de conseguir ese efecto ocupando ese espacio mental mostrando y demostrando que haces lo que dices.

Un Currículo sólo es una lista de supuestos aprendizajes que no demuestran nada y por eso hay que pasar por una fase de validación personal.

Siempre digo que el mejor currículo es uno en el que sólo aparezca una línea, la de tu web o, al menos, la de tu LinkedIn. Y quien quiera saber lo que ofreces, tendrá un escaparate constantemente actualizado y perfectamente justificado.

Mi consejo es que pienses de qué modo puedes convertir tus contenidos, tus presentaciones o tus conversaciones en formas de mostrar y demostrar tu valía. Que consideres que lo que compartes son como partes de la conversación que tendrías con un headhunter o un cliente.

Andres Perez Ortega

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *