Redes Sociales LinkedIn. La única que se salva (de momento)

Cada día me cuesta más animar a mis alumnos a invertir tiempo en dospuntocerolandia desde un punto de vista profesional. Creo que La Red se ha convertido en un canal de entretenimiento. Ha sustituido a la televisión, especialmente en los más jóvenes. Las aplicaciones y plataformas enfocadas a compartir contenidos «divertidos» centran el consumo de contenidos.

De todos modos, seguiré insistiendo en la importancia de tener un sitio propio, una plataforma profesional en Internet como el Blog sobre el que tengamos todo el control.

La finalidad del Blog o Página Web propia no es conseguir montones de seguidores, «me gusta» o comentarios, sino disponer de un espacio en el que mostrar lo que eres y lo que puedes aportar a aquellos que, en su momento puedan necesitar a alguien como tú. Tu Web/Blog seguirá siendo tu principal inversión profesional en La Red.

Igual que vas al gimnasio, sigues aprendiendo o desarrollando tu red de contactos, mantener un espacio que hable por ti de tus cualidades, debería formar parte de tu rutina profesional.



Tu Blog es el traje, lo demás son complementos

Es curioso como evolucionan las redes sociales. Aunque todavía no de forma generalizada, algunos alumnos más jóvenes empiezan a hablar de Instagram como lo hacían de Facebook hace pocos años. Es como si ya no estuviese de moda. Los «directos» y los «lives» están siendo sustituidos por los vídeos de TikTok.

Hace unos días charlaba con Claudio y Guillem sobre el uso de esas herramientas y, en su opinión, tienen potencial si las sabes usar bien y les dedicas tiempo. Seguro que es así, pero creo que es más importante centrarse en otros aspectos de tu Estrategia Personal que dedicarte a aprender, desarrollar y mantener cada nueva plataforma que aparezca.

Hace tiempo que decidí que mi Blog (este blog) sería mi cuartel general, mi campamento base, mi traje. Lo demás serán accesorios, complementos, apoyos que servirán para reforzar la plataforma principal.

No tiene sentido diversificar esfuerzos en múltiples herramientas… salvo que tu trabajo consista en eso. Para los demás, mi consejo es que se centren en el menor número de canales que puedas mantener, que cumplan con lo que necesitas y que te proporcionen resultados.

LinkedIn es el complemento necesario

Quiero recordar que aquí siempre intento dar un enfoque profesional. No me refiero a lo que cada cual quiera hacer con su visibilidad personal. Así que, aunque entiendo que incluso en TikTok puedes subir contenidos «serios», sigo pensando que no es el canal más apropiado para posicionar una Marca Personal profesional.

Lo que he comprobado desde hace ya bastantes meses es que, en general, LinkedIn es la única Red Social que merece la pena mantener y alimentar.

No siempre he pensado así. En más de una ocasión he dicho que LinkedIn es una herramienta aburrida, poco personalizable, con bastante «tontería» y postureo por parte de algunos usuarios. Sin embargo, he comprobado que, bien utilizada, genera resultados interesantes.

LinkedIn se ha convertido en el espacio de conversación que antes pertenecía a los Blogs. LinkedIn cumple perfectamente con su función de creación y gestión de contactos profesionales.

Sigo pensando que LinkedIn es una Red Social «sosa» y algo gris, pero quizás deba ser así.

En LinkedIn puedes ver mejor el efecto de tus acciones

Aquí me voy a tirar a la piscina porque no tengo ni idea del funcionamiento del algoritmo de LinkedIn. Pero lo que he comprobado por mi mismo y también en lo que hacen algunos colegas es que en LinkedIn, si eres constante compartiendo contenidos, disciplinado, mantienes un mínimo nivel de conversación e interactúas con regularidad, puedes ver mejoras (visitas, comentarios, «me gusta»,…) en poco tiempo.

Hace meses que extraigo algunos párrafos de mis publicaciones en este blog y los comparto en LinkedIn. Pues bien, el resultado es muy positivo y, además y más importantes, cada semana va creciendo.

LinkedIn es una navaja suiza profesional

Hace algunos años, trabajar como asalariado y tener un perfil en LinkedIn era «sospechoso» porque daba la sensación de que estabas buscando otro empleo.

Hoy LinkedIn es una herramienta multiusos. Puede servir para cambiar de empresa, pero también para buscar proveedores o clientes, para conocer lo que pasa en tu sector, para seguir los movimientos profesionales de tus colegas o competencia o, simplemente para reforzar tu Marca Personal compartiendo contenidos alineados con tu área de conocimiento.

LinkedIn es una forma amable de entrar en dospuntocerolandia y creo que debería ser imprescindible para cualquier profesional.

Sin embargo, lo que puede multiplicar por mucho tus opciones de éxito es la combinación de LinkedIn con tu Web/Blog (o Weblog como empezó). Seguro que es más divertido subir o ver fotos y vídeos «divertidos», pero si lo que quieres es otra cosa, elige una combinación ganadora.

Sigo pensando que es peligroso depender de Redes Sociales o plataformas que no te pertenecen, pero creo que, de momento, LinkedIn no va a dar demasiadas sorpresas.

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *