Trabajo desde un crucero 3 meses al año: así consigo seguir siendo productivo

Antes trabajaba en cine, televisión, documentales y marketing, y dirigí dos agencias creativas en Atlanta (Estados Unidos) durante 25 años.

Hace unos años, mi mujer y yo convertimos mi segunda pasión, los viajes, en «Where’s Walter Travel». Estamos especializados en servicios de planificación de viajes para cruceros, vacaciones en grupo, visitas a parques temáticos y retiros de empresa.

Vivimos de alquiler en Orlando (Miami), pero yo dirijo el negocio de planificación de viajes desde un crucero durante tres meses al año.

Empezamos a aprovechar nuestra situación de teletrabajo después de la pandemia

En los pocos años que llevo trabajando en cruceros, me he dado cuenta de que cada vez hay más gente que empieza a hacer lo mismo.

Nosotros viajamos sobre todo por el Caribe. El año pasado, nuestros tres meses se repartieron en seis viajes diferentes en las líneas de cruceros Royal Caribbean, Oceania, Virgin Voyages y Carnival. Si por mí fuera, estaría en el mar seis meses al año, pero mi mujer prefiere estar solo tres.

Este año volveremos a Virgin Voyages en junio y al Sun Princess en octubre. También estamos planeando algunos más.

La velocidad y fiabilidad de la conexión wifi a bordo han cambiado las reglas del juego

No siempre busco velocidad, sino más bien coherencia y fiabilidad.

Aunque el wifi es fiable en la mayoría de los barcos, no es perfecto y hay que saber controlar las expectativas. El wifi de los barcos funciona por satélite, así que la señal será más lenta si hay mucha nubosidad. La lluvia también puede cortarla temporalmente por completo.

La señal wifi en las habitaciones puede ser débil. Cuando llego, me paseo por todos los sitios al exterior, miro a los techos y localizo los repetidores que amplifican la señal del router. Me sitúo cerca de uno de esos repetidores inalámbricos para trabajar. Así, al menos, sé que estoy aprovechando la conexión más rápida dentro del barco.

Las videollamadas pueden ser delicadas, pero las llamadas de voz por wifi funcionan bien

La mayor parte de mi trabajo consiste en usar correos electrónicos, aplicaciones de redes sociales y un navegador web, así que no suelo tener problemas. La velocidad de carga es lo más difícil a la hora de trabajar en un crucero.

Trabajar desde un crucero probablemente no sea para ti si tienes que subir un vídeo a YouTube o aparecer en vídeo el 100% de tus videollamadas. Si puedes conectarte a esas reuniones sin conectar tú cámara por mi experiencia te diría que funciona bien. Yo publico tiktoks constantemente, pero también es verdad que la conexión falla casi siempre cuando intento subirlos a YouTube.

Un consejo: apaga tu servicio de datos en el barco, incluso aunque tengas roaming ilimitado en el extranjero. Los smartphones usan internet marítimo por satélite, y es ridículamente caro. He conocido casos de gente que ha vuelto a casa con facturas de móvil de 1.000 dólares por no haber desactivado el roaming.

Yo suelo poder hacer la mayoría de mis llamadas por wifi, pero en algunos barcos no podrás. Los mensajes de texto del barco a tierra suelen funcionar bien si utilizas el mismo tipo de teléfono que la persona a la que envías el mensaje, pero cuando se trata de mensajes multiplataforma, a veces no funcionan.

Encontrar tomas de corriente puede ser complicado

Normalmente, si tienes que pasar un día entero de trabajo conectado a la corriente, tienes que quedarte en tu habitación. Un truco para encontrar corriente en las zonas públicas es ver dónde se enchufan las aspiradoras para limpiar los suelos.

Recomiendo encarecidamente llevar una fuente de alimentación con varias tomas USB. Yo tengo una con 10 conexiones USB, así que puedo cargar mi teléfono, mi GoPro y otros dispositivos simultáneamente.

Los barcos de Virgin Voyages son los más amigables para los trabajadores remotos

La cocina de un barco de Virgin Voyages está dispuesta como una cafetería, con tomas de corriente y USB de fácil acceso en la mesa. Hay docenas de enchufes, ya que invitan a la gente a traer sus portátiles y trabajar desde el barco.

Suelo contratar la opción de wifi premium, que puede costar entre 19 y 39 dólares al día en la mayoría de las líneas, pero Virgin solo cobra 10 dólares al día por contratarla.

Trabajo en una oficina en casa, así que trabajar en un crucero es un gran cambio

Trabajo en el mar igual que en tierra, con el mismo horario de oficina disponible para mis clientes que cuando sé que nos vamos de excursión.

Los cruceros son comparables a los espacios de trabajo a distancia, pero ofrecen mucho más. En un crucero, casi todo está incluido: desayuno, comida, cena, café, entretenimiento y la mayoría de los servicios.

Si quiero descansar del trabajo, voy a la piscina. Cuando termino el trabajo que tengo para ese día, voy al teatro a ver un espectáculo.

Los lugares de reunión suelen ser gratuitos en un crucero. Por lo general, basta con reservar una sala de conferencias.

Recuerda ser respetuoso: mucha gente está de vacaciones a bordo. He estado en la piscina y he visto a gente atendiendo llamadas de negocios por el altavoz, lo cual es ridículamente molesto.

Sugiero elegir al menos un puerto en cada crucero y convertirlo en un «día de barco»

Alrededor del 75% de la gente se baja del barco en todos los puertos, así que si te quedas a bordo parece que tienes todo el barco para ti solo.

Las piscinas y otras actividades siguen estando abiertas, y los balnearios y zonas de spa suelen ofrecer descuentos del 20-40% en los días de puerto.

Por supuesto, sigo recomendando bajar y explorar todo lo posible: para eso están los cruceros.

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *