Por qué no deberías aumentar tus ventas

Antes de que me llames loco, déjame hacer una distinción. 

Porque no es lo mismo aumentar que escalar

Aumentar tiene que ver con el volumen. 

“Claro, Franck. Más volumen de ventas supone más ingresos”. 

Espera. 

Esto es una verdad a medias. 

Y una trampa mental. 

Escalar ventas implica no poner el foco en el volumen, sino en la rentabilidad. 

Y estoy seguro de que tú prefieres mejorar la rentabilidad y ganar más sin que eso implique trabajar más, ¿verdad? 

Ahora, ¿qué necesitas para escalar ventas? 

Varias cosas. Entre ellas, simplificar. 

¿Cómo? 

Te lo explico. 

#1. Una visión única y poderosa 

Piensa en Über, Deliveroo,  Airbnb o BlaBlaCar: todas conectan usuarios con dueños. Esa es su visión única. 

Otro ejemplo, mi visión:  el consulting moderno se ejecuta en grupo (sesiones grupales 1 a N y  programas digitales). En el nuevo paradigma digital, la formación online es el nuevo Consulting de toda la vida en el que el poder de un grupo acelera los aprendizajes y los resultados. 

#2. Un único target supercristalino

Uno. ¡No más! Jugadores de golf, comerciales autónomos que trabajan en agencias, madres primerizas, hombres de 50 años con problemas de autoestima. 

Uno. Y muy concreto. Esa es la clave. 

#3. Un único canal de venta. 

Facebook Ads, LinkedIn, prospección digital…

Elige uno. El más adecuado para tu negocio. Y olvídate del resto. 

Y cuando dominas un primer canal (y facturas más de 6 cifras/mes), ya puedes pasar al siguiente, para diversificar. 

Pero no antes.



#4. Una única experiencia de venta, siempre la misma. 

Hay diversas opciones. 

Taller gratuito > Venta en evento > Tu solución. 

Otra opción: 

Vídeo de valor > Cualificación > Llamada 1 a 1 > Tu oferta. 

Son dos ejemplos. Piensa la tuya y pon alma y corazón SOLO en ella. 

#5. Una única solución CORE

Ser generalista y tener una oferta multiservicio no te hace ningún bien. 

Eres invisible para Google e ineficiente en el boca a oreja. 

¿Qué crees que es más fácil de escalar: una agencia de comunicación tradicional o una agencia especializada en publicidad en Instagram para marcas de moda y belleza? 

Hay más. 

La oferta multiservicios suele llevar de la mano los servicios a medida. 

Tienen ciclos de venta largos, el I+ D no lo facturas, la tasa de reutilización de tu trabajo es nula y acaba siendo poco rentable. 

Los servicios a medida solo cobran sentido si te posicionas como un actor del sector del lujo… pero con tarifas de lujo. 

La mayoría de los consultores, coaches y emprendedores de servicios que conozco afirman orgullosos trabajar a medida con sus clientes, pero en realidad lo cobran al precio/hora de un técnico de limpieza. 

No te conviene. 

Además, tu tiempo no es escalable. Tiene un techo. 

Cuando vendes todo tu tiempo, facturar más es complicado. O imposible. 

Sin embargo, al transitar hacia soluciones de coaching o consulting, puedes escalar con productos sin tener que hacerlo con recursos humanos y tu tiempo. 

Dicho todo esto… 

¿Te das cuenta del poder de la simplificación? 

La clave está en resolver un problema grande o complejo que tiene tu cliente y convertir tu solución en una oferta premium que aporta un alto valor y puedas cobrarlo como tal. 

Esta es la mejor manera de escalar tus ventas, trabajar menos y aumentar tu rentabilidad sin que tengas que invertir tiempo en generar más ingresos. 

Bien, ahora, con toda esta información en tus manos, tienes dos caminos. 

Seguir como hasta ahora, acercándote al burnout y convertir el crecimiento de tu negocio en un sufrimiento. 

O bien… 

Implementar el poder de la simplificación y convertirlo en tu motor para escalar con éxito. 

1 fuerte abrazo,
Franck “el secreto está en la sencillez” Scipion

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: