20 maneras de organizar tu vida AHORA

Es hora de que todos admitamos que necesitamos ayuda para organizar nuestras vidas. Será una ardua tarea hacer todo lo que sugerimos, pero mantenerse organizado hace la vida más fácil en el largo plazo. Piensa en lo fácil que será encontrar las cosas que necesitas y evitar los problemas de última hora.

Aquí tienes 20 consejos que te enseñarán a organizar tu vida en casa, en el trabajo y en todo lo demás.

1. Anota todo y no confíes en tu memoria

Todos estamos de acuerdo en que a la mayoría de nosotros nos cuesta recordar las cosas. Si quieres recordar cosas, ponlas por escrito o en una libreta digital como Evernote.

Mantener tus tareas, listas y demás información escrita en algún lugar te permite consultarla en cualquier momento, incluso cuando te has golpeado la cabeza y has olvidado tu propio nombre

2. Haz copias de seguridad de todo

Haz una copia de seguridad de los archivos de tu ordenador y manda hacer duplicados de las llaves de tu coche y de tu casa. Escanea también tus documentos de identidad, pasaportes y datos bancarios, y ponlo todo en una carpeta segura en tu ordenador. Guarda el original y las fotocopias de tus registros financieros, certificados de nacimiento, títulos de propiedad y seguros en una carpeta, preferiblemente guardada en una caja fuerte.

3. Practicar el Mise En Place (Poner en su sitio)

Los chefs son personas extremadamente organizadas, dentro y fuera de la cocina. ¿Su secreto? Tienen un lugar para cada cosa. Clasifican su ropa, el papel de envolver, las manualidades, los materiales de limpieza, básicamente todo, y lo guardan en contenedores o armarios etiquetados en casa. En la cocina, están entrenados para organizar bien su espacio de trabajo, de modo que cada uno de sus movimientos se conserve y sepan exactamente dónde están todos los ingredientes.

Hacer esto te llevará tiempo, pero después de un tiempo verás lo fácil que es encontrar lo que necesitas cuando todo tiene un hogar.

4. Escanea y haz una copia de seguridad de tus fotos

¿Te preocupa perder la última copia de las fotos de tu infancia? ¿Estás cansado de todos los voluminosos álbumes de fotos que hay en tu hogar? Escanea las fotos para ahorrar espacio y asegurarte de no perder esos preciosos recuerdos. Incluso puedes escanearlas en una imprenta local y delegar la tarea.



5. Limpia regularmente

La mejor manera de mantenerse organizado es dedicar ciertas horas del día a ordenar y limpiar. No necesita ser una gran cantidad de tiempo, ya que entre 15 y 30 minutos al día son suficientes.

6. Mantén limpios los “puntos calientes”

Todas las casas y oficinas tienen un punto caliente de desorden. Los sospechosos habituales son el fregadero, la mesa del comedor, el cubículo, la mesita de luz y los cajones del dormitorio. Toma nota de estos lugares y ordénalos a diario.

7. Consigue una app para gestionar tu dinero

Una de las desventajas de la falta de organización es gastar demasiado dinero y depender de las tarjetas de crédito.

Utiliza alguna app o sistema para registrar tus facturas mensuales y documentar tus gastos. De este modo, puedes recibir recordatorios antes de que venza tu factura para que puedas ingresar dinero en tu cuenta. También puedes ver cuánto dinero ya has gastado, así sabrás exactamente en qué se te va el dinero y cómo puedes recortarlo.

8. Reciclar y donar

¿Está tu armario lleno de bolsas sin abrir y de ropa que aún tiene las etiquetas puestas? ¿Tu estantería está llena de libros sin leer?

Lo más probable es que si no has leído, llevado o usado lo que sea, entonces probablemente no lo vayas a usar en absoluto. Dónalos a una organización benéfica o véndelos en Ebay o Mercadolibre.

9. Dona o tira una cosa antes de comprar algo

Prueba este experimento: antes de comprar una cosa, tira algo viejo o algo que no uses. O, eres una rata de carga realmente terrible, simplemente tira una cosa vieja al día hasta que no puedas encontrar más artículos para tirar. Haz eso durante un mes y tendrás menos desorden en tu vida.

10. Comprueba las fechas de caducidad de los productos enlatados y de las medicinas que tienes almacenadas

Los productos enlatados y los medicamentos caducados no sólo tienen mal sabor, sino que también son malos para la salud. Deshazte de ellos inmediatamente para minimizar el desorden en tus armarios y hacer espacio para nuevos suministros.

¿No estás seguro de la fecha de caducidad de un artículo? Consulta EatbyDate, tienen una excelente base de datos de fechas de caducidad de alimentos.

11. Aprende a delegar las tareas de limpieza y organización

Será más fácil ordenar tu casa si es un esfuerzo de equipo. Revisa su lista de tareas y encuentra tareas que puedas delegar en tu cónyuge e hijos. Crea una lista de responsabilidades para cada miembro de la familia y distribúyela. Repasa la lista con ellos cada semana para asegurarte de que todo se hace.

Enseña a tus hijos a organizarse para que no tengas que recoger lo que hacen todos los días. Para tu cónyuge, tal vez sea cortar el césped o asegurarse de que todos los cables de la televisión y los ordenadores portátiles no están enredados.

12. Crea un centro de información familiar o laboral centralizado

Para estar al día con los horarios y las tareas, necesitas coordinar con tu familia y tus compañeros de trabajo.

Utiliza una aplicación de calendario sincronizado, donde cada miembro de tu equipo o familia pueda introducir nuevas actualizaciones, horarios y tareas que todos los miembros puedan ver. De este modo se evitan los conflictos de horarios y se mantiene a todos informados de las actividades y el paradero de los demás. También puedes hacer esto usando pizarras grandes.

13. Practica el guardado inmediato de las cosas

Todo el trabajo que has hecho para crear un espacio dedicado a tus cosas será inútil si no lo pones en práctica. Las cosas pueden acumularse rápidamente, a veces en tan sólo unas horas si tienes niños.

Mantén la calma y el ambiente organizado de tu casa (y de tu vida) guardando las cosas, inmediatamente después de que hayas terminado de usarlas. Esta práctica sólo lleva unos minutos, pero te ahorrará mucho tiempo de limpieza más adelante.

14. Crea una lista de tus contraseñas en una aplicación segura o en un archivo sin conexión

Las contraseñas son muy importantes para mantener tu privacidad y seguridad. Desafortunadamente, usar la misma contraseña para todo es peligroso, mientras que tener muchas contraseñas diferentes es seguro pero difícil de recordar.

Centraliza tus contraseñas y datos sensibles usando una app que te permita crear una sola contraseña para asegurar todas las demás, como LastPass.

15. Anula la suscripción a boletines de correo electrónico, revistas y otras suscripciones no leídas

Si te suscribes a varios boletines, blogs y otras publicaciones online, pero no has leído ni un solo correo de ellos en 3 meses, anula tu suscripción. De todos modos, es probable que no leas nada de su contenido. De paso, cancela la suscripción a revistas, catálogos y correo basura que no hayas leído. Es un desperdicio de dinero y espacio, especialmente si no los lees.

16. Haz un inventario y no te excedas con los suministros

Haz un inventario de los suministros de limpieza y aseo del hogar, para que no se te acaben y tampoco tengas un exceso de existencias. Puede que pienses que el exceso de existencias es bueno, pero si no tienes suficiente espacio de almacenamiento, todos esos suministros extra sólo están desperdiciando tu precioso espacio. El mismo consejo es aplicable a los suministros de oficina, los productos enlatados y los artículos de tocador.

17. Etiqueta los alimentos y productos perecederos almacenados

¿Cuándo fue la última vez que encontraste un tupper de comida irreconocible en tu congelador? A veces no se trata sólo de alimentos cocinados: los zumos, condimentos y cremas para untar en los sándwiches pasan desapercibidos hasta que un día te preguntas qué es esa misteriosa sustancia verde. Minimiza el desperdicio de alimentos colocando una etiqueta en todos los artículos de tu nevera, con la fecha de caducidad, el nombre y la cantidad o el tamaño.

18. Crea horarios diarios, semanales y mensuales para la limpieza

Organiza tu horario de limpieza. Es muy agotador tener un «día de limpieza» en el que se limpia todo a la vez. Distribuye las tareas de manera uniforme, por lo que, por ejemplo, el lavado de platos podría hacerse diariamente; mientras que pasar la aspiradora podría programarse semanalmente y la limpieza de las ventanas podría hacerse mensualmente.

19. Consigue una aplicación de gestión de tareas en tu smartphone

Descárgate Trello, o cualquier otra app de gestión de tareas en tu smartphone para no olvidar recados y tareas al azar.

20. Crea una lista de tareas o bucket list para el fin de semana

Mantén una lista de actividades que quieres hacer (en inglés llamada bucket list), para que puedas consultar en los fines de semana aburridos en lugar de perder el tiempo pensando qué hacer -o simplemente rendirte y ver TV en casa.

Sea cual sea la tarea que decidas hacer, recuerda que no puedes organizar tu vida por completo de una sola vez. Es un proceso largo e interminable, así que ten paciencia. Decide organizarte ahora y luego da pequeños pasos hasta que veas algo de orden en tu vida. Pronto se convertirá en un hábito.

Fuente: Keep Inspiring Me Publicado en Organizate Magazine

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: