Abrazar a tu pareja puede ser un buen truco antiestrés, pero solo si eres mujer

Los abrazos son tan importantes que la ciencia los ha estudiado ya por varios motivos. Por ejemplo, se han analizado cuáles son las características de un abrazo perfecto. O sus beneficios. Porque sí, aunque no lo parezca, abrazar a alguien querido puede ser muy beneficioso en determinadas circunstancias. Tanto que, según un estudio recién publicado en PLOS ONE, el abrazo con una pareja amorosa podría reducir notablemente el estrés generado por una situación posterior. Eso sí, este efecto solo se observó en mujeres.

Aunque previamente se habían llevado a cabo investigaciones similares, nunca se había estudiado cómo afecta un abrazo al estrés de los hombres. Por eso, en este caso los científicos de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania) tuvieron en cuenta a personas de ambos géneros en el seno de una relación amorosa.

La situación utilizada para medir el estrés fue totalmente forzada en el laboratorio. Sin embargo, los autores del estudio creen que podría extrapolarse a escenarios más cotidianos. Por lo tanto, para algunas mujeres podría ser beneficioso dar un abrazo a su pareja antes de exámenes, reuniones importantes o entrevistas de trabajo.

La importancia del abrazo para reducir el estrés

En este estudio participaron un total de 76 personas inmersas en relaciones románticas. Las parejas se dividieron en dos grupos que tuvieron que someterse a una misma prueba de inducción de estrés. Esta consistía en meter la mano en un baño de agua helada durante tres minutos, con una cámara fija en su mirada en todo momento.

Las parejas se dividieron en dos grupos, uno en el que se les aconsejó abrazarse antes de la prueba y otro en el que no hicieron nada. Además, a todos ellos se les tomaron muestras de saliva antes y después. El objetivo era medir en ella los niveles de cortisol, una hormona que se encuentra estrechamente relacionada con el estrés. A más estrés, más cortisol y viceversa.



Se observó que las mujeres que abrazaron a sus parejas tuvieron un incremento de cortisol tras la prueba mucho menos pronunciado que el de aquellas que no lo hicieron. Eso significaba que se habían estresado menos con la prueba. Sin embargo, en los hombres los niveles eran equivalentes.

En cuanto a otros parámetros asociados al estrés, como la presión arterial, no hubo cambios significativos en ningún género. Aun así, el hecho de que la diferencia en el cortisol fuese tan significativa indica que el abrazo estaba afectando positivamente a estas mujeres.

¿Solo vale para parejas amorosas?

Es importante destacar que este estudio se ha llevado a cabo con pocos participantes, por lo que sería procedente repetirlo con más personas. Además, se ha hecho con parejas románticas, pero debería estudiarse con otros tipos de relaciones. Los autores en un comunicado mencionan la posibilidad de obtener los mismos resultados con “amores platónicos”.

Pero también podría observarse qué ocurre con los abrazos entre personas queridas por motivos no románticos. Por si acaso, antes de una situación de estrés, prueba a abrazar a la persona querida que tengas más cerca. Obviamente, un abrazo no puede curar una depresión ni un trastorno de estrés generalizado. No caigamos en el enfoque pseudocientífico de buscar dotes curativas en los abrazos. Pero sí que nos podrían ayudar a desestresarnos puntualmente.

Incluso si eres un hombre, es posible que agradezcas ese abrazo antes de una situación de estrés. Los abrazos entre personas que se quieren siempre son positivos, aunque no haya un amor romántico entre ellas. Y lo cierto es que para corroborar eso no hace falta ningún estudio científico.

Azucena Martín

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: