De la atracción a la acción

Hoy queremos que entiendas la importancia de pasar de la atracción a la acción, ya que sólo atraer lo que quieres no sirve si no lo accionas.

Todo es realizable hasta que se demuestre lo contrario. Esta sentencia distingue la barrera entre los que están esperando y los que están haciendo. Hay personas que piensan en las limitaciones y otras que piensan que en la vida hay que lanzarse y probar. A veces la ausencia de límites mentales es lo que te permite llegar donde quieres.

Lo que diferencia a una persona que obtiene resultados de otra es la actitud. El mundo que tú creas lo creas primero en tu cabeza, con lo cual según lo que pienses obtendrás resultados o excusas.



Podemos preparar en nuestra mente lo que va a suceder, pero después hay que dar pasos concretos para que eso pase.

Hay dos maneras de vivir: pensar que todo está garantizado sin cuestionarnos nada, y vivir en una incertidumbre consciente. La realidad es que no hay nada garantizado, no hay nada seguro, lo único que tienes es tu capacidad de crear un entorno consciente para ti y para el resto.

Te proponemos un ejercicio: Escribe el principal problema que tengas: ¿estás seguro de que ese es el problema? ¿O es la consecuencia del problema?

Y acabamos con una frase: El mayor peligro de la vida no es fijarnos un objetivo alto y no llegar a alcanzarlo, sino poner el listón demasiado bajo y cumplirlo con facilidad.

¡Gracias por leerlo y compartirlo!

El Equipo de Instituto Pensamiento Positivo.

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: