El sutil arte de enviar todo a la mierda.

(Ups, ¡sorry! Pero no es un título mío, tiene que ver con el título de uno de los libros que estoy leyendo en estos momentos;) Y como hay cosas geniales que me impactaron quiero compartilos contigo;)) 

Estoy leyendo la versión en inglés: «The subtle art of not giving a f*ck», pero en español tiene los títulos: «El sutil arte de que te importe un caraj*» y «El sutil arte de que (casi todo) te importe una mi*rda» 

Mark Manson dice en este libro:

«Y aunque no hay nada de malo en un buen negocio, el problema es que dar demasiada importancia es malo para tu salud mental. Hace que te apegues demasiado a lo superficial y falso, que dediques tu vida a perseguir un espejismo de felicidad y satisfacción. La clave para una buena vida no es que todo te importe un caraj*; es que te importe sólo lo que es verdadero, inmediato e importante».

Y esto es crucial para nosotros. 

 
Muchos de mis clientes, lectores y seguidores son profesionales o empresarios ambiciosos como yo (ambiciosos en el buen sentido: que tenemos altos objetivos para nosotros, para nuestras familias y que buscamos la felicidad en nuestros negocios y en la vida).

Pero justamente por ello, muchas personas con este perfil somos muchas veces ¡demasiado exigentes con nosotros mismos! nos ponemos metas demasiado altas porque queremos cambiar el mundo y le damos demasiada importancia a demasiadas cosas… que no añaden nada al negocio o a la felicidad.

 
Entonces el libro te dice que:
 
Debemos ser más «relax»

 

¡Pero no se trata de ser relajado en todo! ¡Se trata de ser más relajado ante los problemas de la vida (y los negocios) que no valen la pena, pero eso sí, que sí te importe algo que va más allá de tu ego.

 
«Este libro te enseñará (…) a eliminar todo excepto las cosas más importantes (…) Te enseñará como tener menos «mierd*s».
 
«Nos hacemos más selectivos acerca de los «caraj*s que estamos dispuestos a dar»
 
Aquí algunos ejemplos de:
 
Las cosas que te deberían importar un caraj*

  • Lo que otras personas opinan sobre tu negocio
  • Las opiniones de los demás, especialmente de aquellos que no saben de qué diablos están hablando (la mayoría).
  • Si otras personas aprueban o no lo que haces o dejas de hacer
  • Lo que otras personas piensan de ti
  • Si le agradas o no a otras personas
  • Las cosas que no puedes controlar y no puedes cambiar
  • Las expectativas de los demás.
  • Las noticias (el 99% es basura)
  • Los chismes
  • Lo que hacen los demás
  • El éxito de los demás.
  • La «aparente» felicidad de los demás (que es lo que se muestra en Facebook). 
Después de todo ¿te has dado cuenta cómo es la gente más exitosa (y feliz)?



 
Manson dice: «(es) la gente a la que le importa un caraj* la adversidad o el fracaso o hacer el ridículo. La gente que solo se ríe y que hace lo que ellos creen de todas maneras. Porque saben que es lo correcto. Saben que es más importante de lo que ellos son, de sus sentimientos, y de su orgullo y su ego».
 
Así que:
 
Debemos escoger nuestras luchas
 
No se trata de que la adversidad te importe un caraj*, sino que algo sea más importante que la adversidad.
 
«No hay algo como escasez o adversidad o fracaso (…) La clave no es escaparse de la «mierd*». La clave es encontrar la «mierd*» con/por la que te gusta lidiar». 
 
Y esto está relacionado con tu misión de vida y/o tu pasión. Cuando te comprometes con algo que te apasiona y por lo que vale la pena vivir, comienza a importante un caraj* las pequeñeces de la vida que no añaden nada a ello. 
 
Cuando realmente estás comprometido con tu negocio, cuando quieres ayudar a más gente, y más clientes, te comienza a importar menos el temor a hacerte público en internet, o el temor al fracaso, porque es más importante tu deseo de ayudar, crecer y ser feliz, que tus miedos.
 
Un ejemplo de esto lo da este tip clave de mentalidad para una conversación de venta que doy a aquellos clientes que recién se enfrentan a vender: debes recordar la genialidad del servicio o producto que quieres vender y cómo va a ayudar enormemente a tu prospecto, en lugar de concentrarte en tu miedo a vender. Eso quita los nervios y hace que lleves una conversación de ventas mucho más beneficiosa para ti y para tu prospecto;)
 
Manson dice:
 
«El uso más productivo de tu energía es encontrar algo importante y significativo en tu vida, algo que valga la pena. De lo contrario, terminamos dando importancia a las cosas triviales porque no tenemos nada más digno a lo que dedicar nuestras cosas (…) es el hecho de que no tienes mucho que hacer en tu vida, nada importante o lo suficientemente significativo como para que te importe de manera legítima».
 
Así que las cosas que no te deberían importar un caraj*:

  • Tu familia
  • Tu pareja
  • Tus amigos
  • Tu negocio
  • Tu carrera
  • Tu tiempo
  • Tu dinero
  • Tu salud
  • Tus metas
  • Tu felicidad
Entonces ya lo sabes, escoge bien a lo que le das importancia, que sea algo que vale realmente la pena;) 
 
Y comienza a bajarle importancia a las cosas que no lo valen, que no solo no te ayudarán, sino que peor aún, te frenarán y aturdirán en tu camino para el crecimiento de tu negocio y la mejora de tu vida;)
 
«Haz menos, Logra más»
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: