He entrado en tu mente

No puedo ser lógico contigo porque los problemas que experimentas no lo son: confusión, miedo, agobio, frustración…

Las emociones no son lógicas, pero eso no quiere decir que no se sientan y que no se vivan con una rabiosa intensidad. 

Por ejemplo, sé que…

  • Odias (o estás cerca de empezar a odiar) el negocio que tienes en estos momentos, porque apenas tienes tiempo para pasar con tu familia. Te encanta ser dueño de tu vida profesional, pero no te hace ninguna gracia que este negocio se esté cargando tu vida personal.
     
  • Sientes a menudo frustración por darlo todo y dejarte la piel en clientes que no se dan cuenta de todo lo que les aportas. Clientes que no te dan las gracias. Clientes que apenas te pagan para que puedas mantener a tu familia. Clientes que no te merecen, . 
     
  • Te agobia esa sensación enfermiza de que, en algún momento, tu negocio se va a derrumbar. Que tu situación actual es insostenible a largo plazo, pero te da pánico tener que volver a trabajar para otros, como un empleado derrotado más.


También sé lo que estás pensando:

  • “Ya trabajo 60 horas a la semana, no puedo poner más cosas en mi mochila.”
  • “Cómo puedo creer a alguien que me promete cosas tan chulas… cuando la experiencia me ha hecho cruzarme con tantos incompetentes y poco profesionales, que me han prometido tanto sin nunca entregar nada.”
  • “Quiero vender más, pero odio la forma en la que se vende online.”
  • “Hay mucho ruido en las redes sociales y no quiero ser uno más gritando al infinito.”
  • “Empiezo a pensar que NO soy capaz de llevar todo esto a buen puerto.”

También sé otra cosa, : 

Tú y yo podemos lograrlo día a día en este blog.

Franck “Siempre a tu lado” Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: