Las 22 reglas de Litvak para vivir mejor

Las 22 reglas de Litvak son un listado de consejos que vale la pena tener en cuenta para llevar una vida más tranquila y plena.

Mikhail Litvak es un psicólogo y psicoterapeuta ruso, autor de más de 30 libros sobre lo que él llama “psicología práctica”. Su obra está compuesta por recomendaciones puntuales para tener una vida más satisfactoria y plena. También es el creador de las 22 reglas de Litvak, una herramienta muy popular en el mundo entero.

Litvak está convencido de que el bienestar personal depende, sobre todo, de la perspectiva que cada persona decida elegir para verse a sí misma. De sus exposiciones se desprende también una visión de la realidad en su conjunto.

Las 22 reglas de Litvak sintetizan su postura. ¿Cuáles son esas reglas? Las veremos enseguida.

No conozco el camino al éxito, pero sé que el camino a la desgracia es intentar gustarle a todo el mundo”.

-Mikhail Litvak-

1. Evita perseguir la felicidad

Es curioso que la primera de las 22 reglas de Litvak sea esta. Lo cierto es que la felicidad no se persigue, sino que se construye. ¿Cómo? Desplegando y desarrollando las potencialidades individuales y concretándolas en proyectos y metas.

2. Valora lo que eres

Nadie puede ser feliz si no se acepta y aprecia a sí mismo. Si alguien no es su mejor amigo, nada de lo que logre le parecerá suficiente para sentirse realmente bien.



3. Madura

Madurar es entender que no eres el centro del universo, pero sí la persona más importante de tu mundo. También implica renunciar a los deseos imposibles y comprometerte con los posibles.

4. Organízate

Todos necesitamos de un orden mínimo en nuestras vidas. Esta es una de las 22 reglas de Litvak. Llama a poner orden en los pensamientos y los sentimientos para así encontrar los caminos que se deben seguir.

5. Camina a tu propio ritmo

Cada persona es única y tú también lo eres. Es importante respetar el ritmo propio y no intentar acelerarlo. Cada realización tiene sus propios tiempos y alterarlos solo conduce a la inquietud y la ansiedad.

6. Dirige tu vida

Construye convicciones y proyectos conscientes. Una vez lo tengas claro, no tienes que pedir permiso para avanzar. Solo tú eres quien decide hacia dónde ir y de qué manera hacerlo.

7. No busques complacer a todos

No necesitas la aprobación de los demás para seguir tu camino. Lo importante es tener tu propia aprobación. Si actúas con la intención de complacer a otros, o evitando sus críticas, al final no vas a saber qué es lo que realmente quieres.

8. No permitas el chantaje emocional

Esta es una de las reglas de Litvak que habla acerca de las relaciones inconvenientes. Dice que si una persona trata de manipularte, dándote algo para luego pedir otra cosa a cambio, lo mejor es “pagar” eso y romper ese vínculo.

9. No juzgues a los demás

Juzgar a los demás solo sirve para alimentar la egolatría. Cada persona es y actúa por muchas razones que, por lo general, desconocemos. No juzgues y exige que no te juzguen los demás.

10. Permítete la tristeza

El mundo actual parece prohibir la tristeza, casi por prejuicio. Estar triste es una reacción normal y saludable a situaciones que no te complacen. En lugar de reprimirla, es bueno experimentarla, mirarla a la cara y aprender de ella.

11. Relaciónate con quienes son diferentes a ti

Si solo te relacionas con personas similares a ti, cuando menos lo pienses te habrás convertido en alguien con visión unilateral y tendiente a la intolerancia. Trata gente diferente y permite que te enriquezcan.

12. Sueña solo con lo que puedes conseguir

Las reglas de Litvak invitan a crecer y a evolucionar desde una perspectiva realista. Es importante aprender a reconocer los deseos imposibles y también saber renunciar a ellos. De no hacerlo, sobrevendrá la frustración.

13. Lee

Litvak señala que la lectura es una compañía mental y afectiva, además de la principal vía para ensanchar los horizontes y conversar con las mentes más privilegiadas de todos los tiempos. Leer es volar y hace más valiosa la vida.

14. No te metas en las vidas ajenas

En lugar de estar mirando a los demás, debes preferir mirarte a ti mismo. Meterte en las vidas ajenas envanece a las personas y limita el crecimiento. Que cada persona transite su propio camino.

15. Conócete

Esta es otra de las reglas de Litvak que resulta esencial. Conocerte es la mejor vía para orientarte en la vida y no perderte en los momentos de dificultad. Saber quién eres es tu mayor patrimonio.

16. Gestiona con inteligencia las críticas ajenas

Las críticas ajenas hablan más de las personas que las hacen, que de ti mismo. No vale la pena prestar atención a esos señalamientos. Si conoces el porqué de tu conducta, lo que piensen los demás no te va a afectar.

17. Aprende a abandonar

Cuando entiendas que existe un elemento que limita tu crecimiento, piensa en abandonarlo. Esto aplica para las relaciones sociales, pero también para tu trabajo. Permanecer en vínculos o entornos que te detienen no vale la pena.

18. Analiza los motivos que tienes para temer a lo extraño

Abrirte a lo nuevo y a lo desconocido es algo que puede enriquecer mucho tu vida. No temas a las personas o a las situaciones, solo porque no las conoces. El temor debe tener una razón de ser y solo se debe permitir cuando hay un motivo claro para ello.

19. Las rupturas marcan comienzos

Las rupturas, en especial las afectivas, causan dolor. Sin embargo, las reglas de Litvak señalan que todo final es también un comienzo. Si sabes cómo aprovechar este tipo de situaciones, encontrarás grandes aprendizajes.

20. Evita los prejuicios de género

En la actualidad el tema del género ha cobrado gran importancia. Sin embargo, no se debe pensar que esto lo explica todo. Basta con que comprendas que las personas somos diferentes y que es maravilloso que así sea.

21. Tu felicidad es sensible a la de los que te rodean

Una manera de incrementar tu felicidad es haciendo felices a otros. Esto no significa complacerlos para que se sientan bien, sino realizar acciones relevantes para que otros alcancen mayor bienestar.

22. No tienes nada que probar

La última de las reglas de Litvak señala que no tienes por qué probarle a nadie tu valor como ser humano. Habrá gente que te acepte y gente que no. Lo único importante es que tú te aceptes a ti mismo. Lo demás sobra.

Edith Sánchez

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: