Cómo escribir la página “Sobre mí”

Si ya has leído algunos post de este blog o si estás suscrito a mi newsletter te habrás dado cuenta de que siempre hablo de ventas, de mentalidad, de persuasión…

Y, en concreto, menciono la importancia de saber venderte a ti mismo.

Porque ahí es donde empieza todo: para conseguir clientes, para que te aprueben presupuestos…

De ahí la importancia de la famosa página “Sobre mí”.

Y digo famosa con cierto retintín, no te lo voy a negar.

¿Por qué? Porque todo el mundo sabe que tiene que ponerla en su web.

El problema es cuando crees que ahí tienes que colocar tu curriculum como si te estuvieras postulando a la oferta de trabajo de una ETT.

Quizá por eso tu página “Sobre mí” no está funcionando.

Porque una lista de tus títulos, cursos y logros no persuade al cliente. 

Le aburre, no le dice nada, le deja frío…

Por eso te voy a explicar cómo debes hablar de ti mismo (o de tu empresa) en la página “Sobre mí”.

Vamos a ello.



Qué es la página “Sobre mí”

La página “Sobre mí” es el lugar en el que debes convencer al usuario de que tú eres lo que necesita y que puedes ayudarle a resolver sus problemas.

Sin más.

Al cliente le da igual si tienes dos carreras y has hecho cinco másters y ganaste el premio de microrrelatos de la biblioteca municipal.

El cliente quiere saber cómo vas a ayudarle y qué vas a hacer para ello.

Por eso tienes que venderte, tienes que mostrarle cuáles son los beneficios y la transformación que obtendrá al contratarte y por qué eres la mejor opción.

Deja los títulos a un lado y ve a lo que de verdad quiere saber.

Y es que te diré algo: la página “Sobre mí” en realidad no va sobre ti, sino sobre lo que tú puedes hacer para ayudar al cliente.

Además, aunque no lo creas, es uno de los apartados más leídos de tu web.

Somos cotillas, ¡qué le vamos a hacer!

Qué debes incluir en la página “Sobre mí”

Sé que estás buscando que te diga qué estructura debes seguir o incluso que te ofrezca una plantilla para rellenar y que puedas tener tu página lista en un rato.

Pero no es mi estilo. Y no debería ser el estilo de nadie. Lo que funciona para unos no tiene por qué funcionar para otros.

Lo que sí te voy a dar son algunos recursos que puedes utilizar para que tu página “Sobre mí” atrappe la atención del cliente.

Eso sí… No los uses todos a la vez, es mi consejo.

  • Pon una foto de buena calidad, con un tono profesional y que inspire confianza. Basta con que se te vea bien la cara y estés sonriendo. También puedes optar por una foto divertida o fuera de lo normal, pero siempre que esté acorde con el tono de tu marca personal o de tu negocio.
  • Explica cuál es tu propuesta, qué valor aportas, cuál es tu signo diferenciador.
  • Puedes añadir vídeos o audios que aumenten tu reputación y credibilidad ante el cliente.
  • Usa el storytelling para contar tu historia. Aquí debes tratar de enganchar al cliente pero, al mismo tiempo, hacerle ver cómo has evolucionado para llegar al lugar en el que te encuentras ahora.
  • Añade testimonios reales de tus clientes siempre que sean reales y que aporten datos que puedan interesar al usuario.
  • Otra opción es contar alguna curiosidad personal sobre ti siempre que creas que va a servir para mostrar una faceta tuya que pueda interesar al cliente.
  • Termina con un CTA: el link para suscribirse a tu newsletter o al formulario de contacto.

Como te digo, no hace falta que las pongas todas.

Te pongo como ejemplo mi página https://beatriztorres.es/ . Si lees la parte en la que hablo sobre mí, verás que hago hincapié en mi experiencia, en que voy a ayudar al cliente a ganar dinero desde el ángulo de la mentalidad y la gestión de negocio.

Después, un poco más abajo, adjunto la captura real de uno de mis clientes que, con mi ayuda, multiplicó por 20 sus ganancias.

No necesito decir todas las agencias de publicidad en las que he trabajado durante 20 años: prefiero mostrar pruebas reales y hablar de mi experiencia.

Es una forma de decirle al cliente: “Oye, sé perfectamente lo que estoy haciendo. Puedes confiar en mí”.

Cómo escribir la página “Sobre mí”

Cuando te sientas a escribir la página “Sobre mí” lo que estás haciendo, en realidad, es una investigación sobre ti mismo.

Parece fácil, ¿verdad?

A fin de cuentas, todos nos conocemos perfectamente a nosotros mismos…

Pues no, no es tan sencillo como parece. Por eso debes tomarlo con calma.

Te voy a dar unas pautas para que puedas comenzar a crear el esbozo.

Mi consejo es que empieces a escribir, a tomar notas, a apuntar ideas… y después ya lo desarrollarás. No tengas prisa.

  1. Piensa cómo quieres que te perciba la gente: como alguien divertido, serio, profesional, dinámico… Haz una lista de adjetivos con los que te identifiques.
  2. Echa un vistazo a las páginas “Sobre mí” de profesionales de distintos sectores para inspirarte (¡pero NO copies ni imites!)
  3. Apunta logros reales profesionales que hayan supuesto puntos de inflexión en tu carrera.
  4. Analiza tu propio método de trabajo y anota los pasos que realizas para llevarlo a cabo.

Una vez que tengas delante de ti toda esta información, puedes empezar a escribir. Recuerda que siempre debes ser natural.

Si das la impresión de ser un tío divertido y sociable pero luego en la primera reunión eres serio y tímido, es muy posible que el usuario no llegue a convertirse en cliente.

Conclusiones

La página “Sobre mí” va mucho más allá de explicar paso a paso todo lo que sabes.

Debes usarla para generar confianza y que quien esté leyendo acabe pensando: “Esta es la persona que estaba buscando”.

Sé que no es fácil venderse a uno mismo sin caer en el autobombo o en el egocentrismo.

Aprende a Vender

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.