Cómo posicionar entradas antiguas en Google

Creas un post con mucha ilusión. Le pones todo tu amor. Sin embargo, pasa un tiempo y apenas recibe visitas.

Te frustras. Has invertido mucho tiempo y esfuerzo en crear un contenido que no te está trayendo tráfico.

¿No sería magnífico poder posicionar entradas antiguas en Google?

Sí, lo sería. Y además es posible hacerlo.

Descubre cómo posicionar entradas antiguas.

Es más fácil de lo que crees.

¿Por qué actualizar los posts antiguos?

A nadie le gusta perder el tiempo. Y menos esforzarse en vano.

Has identificado una temática relevante para tus lectores, la has incorporado a tu calendario editorial, has hecho un análisis de palabras clave, has redactado el artículo y lo has publicado.

Además, lo has promocionado en redes sociales, en tu newsletter y en algunos círculos especializados.

Es un trabajo considerable, así que te gustaría amortizarlo.

Al principio, Google no te hizo caso. Sin embargo, has descubierto que se puede reposicionar posicionar un post.

Tiene una ventaja y un inconveniente:

  • La ventaja es que podrás aparecer en la primera página de Google
  • El inconveniente es que requiere algo más de tiempo y esfuerzo

Ahora tienes un post que no vale para (casi) nada. Si sigues el método que te voy a explicar, tendrás un post bien posicionado y con tráfico.

La clave es revitalizar el contenido y hacerlo atractivo a los ojos de Google. Y del usuario, claro.

De esta forma, mejorará la imagen de tu blog, aumentará el tráfico y tendrás la opción de engrosar tu lista de suscriptores.

Lo que puede significar un aumento de tu facturación, que es lo realmente importante en un negocio online.

¿Qué posts deberías optimizar para SEO?

Uno de los errores más habituales de un blogger novato es lanzarse a escribir sin ton ni son. Cree que es lo más importante para tener éxito.

Sin embargo, salvo que te paguen por escribir, publicar posts no te va hacer ganar dinero por Internet.

¿No será más interesante conseguir clientes?

El marketing de contenidos es una estrategia de marketing para atraer potenciales clientes.

Por tanto, no solo debes escribir y posicionar posts, sino que también debes atraer a tu cliente ideal.

Por tanto, deberías empezar por optimizar los posts que más convierten.

¿Y cómo sé qué posts convierten?

Creando un objetivo de conversión en Google Analytics. Si no sabes hacerlo, puedes buscar en Google. No es complicado.

Otra opción es optimizar los posts más importantes a nivel estratégico. Por ejemplo, si eres trafficker digital, un post relevante sería Cómo crear una campaña de Facebook Ads.

Comienza por los posts que más impacto generen en tu negocio, ya sea en la actualidad o a futuro.

¿Cómo subir posiciones en Google?

Para subir posiciones en los resultados de búsqueda y llegar a la primera página tendrás que mejorar el ratio de clics (CTR), el tiempo de permanencia en la página y responder a la intención de búsqueda del usuario.

Como diría Jack el Destripador, vamos por partes.

RATIO DE CLICS O CTR

Mide la cantidad de clics que recibe tu resultado en las búsquedas en relación al total de búsquedas. Es un porcentaje.

Para mejorar el ratio de clics o CTR, tendrás que estar en la primera página de Google. Si no, es harto complicado que nadie haga clic en tu resultado.

Siempre puedes tratar de alterar este resultado, pidiendo a alguien que haga una determinada búsqueda y haga clic en tu web. Este efecto se amplifica si en vez de hacerlo una persona lo hace un grupo de personas.

TIEMPO DE PERMANENCIA

El tiempo de permanencia en tu página es una de las métricas más relevantes, ya que determina el interés del usuario en tu contenido.

Si el usuario pasa varios minutos en tu post, significa que responde a su intención de búsqueda. O al menos, así lo interpreta Google. También puede ser que le hayan llamado por teléfono o se haya quedado dormido… XD

INTENCIÓN DE BÚSQUEDA

Es el concepto que el usuario desea conocer al realizar una determinada búsqueda.

Por ejemplo, un usuario quiere averiguar si necesita un coche de gasolina o a diésel. Si no conoce mucho el tema, es probable que su las keywords que utilice no sean las más apropiadas.

“Qué es mejor diésel o gasolina”, “diésel vs gasolina”, podrían ser algunas de sus búsquedas.

Si tu post es muy técnico y hablas de Newton metro, levas, bujías y la junta de la trócola (nunca supe que significa pero me gusta como suena), tu querido visitante se irá más rápido que un niño en el dentista.

La intención de búsqueda del usuario es conocer las ventajas y desventajas de cada combustible y su incidencia en el precio y la vida útil del vehículo.

Nada más. Si le das una clase magistral sobre mecánica automotriz no estás respondiendo a su necesidad.

Cómo posicionar entradas antiguas en Google

Para posicionar entradas antiguas en Google, sigue estos 10 pasos:

1. HAZ UN ESTUDIO DE PALABRAS CLAVE

Si tu entrada antigua no ha funcionado en Google, es muy probable que no responda a las keywords que utilizan los usuarios.

Por este motivo, te recomiendo que hagas un nuevo estudio de palabras clave. Quizá antes no sabías hacerlo bien o ni siquiera lo hiciste.

Es el primer paso para alcanzar la cima de los resultados de búsqueda.

2. ADECÚA EL TÍTULO A LA KEYWORD PRINCIPAL

Titular un post es todo un arte. Por un lado, debe ser atractivo, incitar a hacer clic. Por otro, debe contener la keyword principal para que Google sepa de qué va.

Si tu post es sobre cómo crear un canal en YouTube no lo titules “Cómo ser youtuber”, porque no contiene la keyword principal ni responde a esa intención de búsqueda.

No es lo mismo crear un canal que ser youtuber.

Lo primero es fácil, lo segundo requiere planificación, tiempo y trabajo.

En keywords de larga cola (con varios términos) tendrás poco margen para ser creativo con el título, con otras keywords más cortas podrás dar rienda suelta a tu ingenio.



3. CREA UN NUEVO ÍNDICE

Una vez que conoces la palabra clave principal y sus derivadas, es momento de crear la estructura del post.

Hay que combinar dos parámetros para crear un buen índice:

  • La estructura lógica del post
  • La estructura SEO

Siguiendo con el ejemplo anterior, para crear un canal de YouTube necesitas crear un perfil o cuenta, configurar tu canal y subir vídeos.

Esta sería la estructura lógica:

  1. Crear un perfil de YouTube
  2. Configurar el canal
  3. Subir vídeos a YouTube

¿Qué ocurre?

Que Google es caprichoso y los usuarios también.

Si el usuario busca “personalizar canal de youtube” será muy difícil que aparezca tu post en los primeros puestos, ya que no aparece esa keyword.

Por tanto, hay que buscar la manera de que esa keyword (y otras como “abrir una cuenta en youtube”) aparezcan en el índice.

No siempre es posible. Entonces, se introducen en el texto y no en los encabezados.

Un índice lógico y optimizado para SEO sería:

  1. Cómo abrir cuenta en YouTube
  2. Cómo crear un canal en YouTube
  3. Cómo configurar y personalizar tu canal de YouTube
  4. Cómo subir mi primer vídeo a YouTube
  5. Recomendaciones a la hora de subir un vídeo a YouTube

Como ves, hemos seguido la estructura lógica y le hemos añadido SEO.

Incluso, hemos creado nuevos apartados para contener todas las keywords importantes en nuestros encabezados o H2.

Por último, quedaría ir al detalle con los H3. Aquí recomiendo no ser tan optimizador y escribirlos de la forma más natural posible.

4. RENUEVA EL TEXTO

Escribir en un blog es algo que requiere talento pero, sobre todo, práctica.

Cuando escribiste la entrada antigua tenías menos experiencia que ahora, por tanto, escribes mucho mejor que antes.

Y no me refiero a las faltas de ortografía, que también, sino a tu estilo y tu forma de atrapar al lector, que es más importante.

Además, al darle una nueva estructura al post con tu índice “SEO optimizado”, te será mucho más fácil seguir un hilo conductor que le dé frescura y amenice la lectura.

Y, por supuesto, el texto también debe contener las principales keywords repartidas a lo largo del post.

5. OPTIMIZA LOS METADATOS

Si no tienes un perfil técnico, esta palabrota te puede sonar un tanto rara: metadatos.

Los metadatos son datos sobre los datos, es decir, aportan información adicional sobre el contenido del post.

Los más importantes son el metatítulo y la metadescripción.

  • El metatítulo es el titular que toma Google para mostrar en sus resultados de búsqueda.
  • La metadescripción describe el contenido del post en un par de líneas. Google la toma cuando le viene en gana.

Sea como fuere, ambos metadatos son muy importantes tanto para posicionar bien como para aumentar el CTR (ratio de clics) y seguir escalando posiciones.

Si todo esto te suena a chino, mira el post de SEO para principiantes.

6. MEJORA EL ASPECTO VISUAL

A las personas nos entra todo por los ojos.

Si un post está dentro de una web elegante y su contenido está distribuido de forma atractiva, es mucho más probable que el usuario se quede a leerlo.

Si tu web es más fea que Picio, tu visitante huirá despavorido.

Además de estructurar los contenidos y usar párrafos de máximo 3 o 4 líneas, te recomiendo que emplees una paleta de colores para distinguir los encabezados, así como algunos recursos visuales.

Las imágenes, infografías y vídeos insertados visten mucho los posts.

Esto aumentará el tiempo de permanencia en tu web, uno de los factores más importantes de cara a Google.

7. ACTUALIZA LA FECHA DEL POST

El “efecto Freshness” es la forma de denominar al hecho de que Google premia los contenidos frescos y actualizados.

El buscador entiende que un contenido reciente responderá mejor a la intención de búsqueda del usuario.

Por tanto, es bueno cambiar las fechas de los posts. Ahora bien, no lo hagas sin actualizar el contenido, ya que Google no es tonto y no tendrá efecto alguno.

Una vez cambies el contenido, actualiza la fecha y guarda los cambios.

8. REFUERZA EL ENLAZADO INTERNO

Ahora que ya has republicado tu antigua entrada es hora de reforzar el enlazado interno del post en particular.

Para ello, debes buscar que el máximo de URLs de tu web lo enlacen.

No es cuestión de apuntar desde cada página de tu web, pero sí deberías hacerlo desde un 10% de ellas o incluso un 20% si es un posts fundamental en tu negocio.

Más allá de porcentajes, lo importante es que el post reciba unos cuantos enlaces desde otros posts (también desde el menú, la Home u otros lugares) para mostrarle a Google que ese post es importante en tu sitio web.

9. CONSIGUE ENLACES EXTERNOS

Esta es siempre una de las tareas más complicadas en el SEO.

Y es que para conseguir enlaces externos hay que currárselo mucho.

Puedes conseguir enlaces o hacer linkbuilding de 5 formas:

  1. Comprándolos
  2. Apareciendo en prensa
  3. Haciendo un intercambio de enlaces
  4. A través del guest posting
  5. De forma natural

La primera es la menos recomendable y está penada por Google. Hay gente que lo hace y le sale bien y otros lo hacen y caen en picado en las SERPs.

Para aparecer en prensa hay que hacer algo novedoso y digno de mención. Después, hay que hacerle llegar la información a un periodista.

También puede llegarle de forma orgánica (Google, boca-oreja, redes sociales) o pagando un servicio de notas de prensa o un profesional.

10. PROMOCIONA EL NUEVO POST

El último paso es promocionar el nuevo post.

Y digo nuevo porque realmente lo es. Si has trabajado todos los pasos, el post republicado no se parecerá mucho al antiguo.

Ahora tienes que difundirlo por toda la Red. Puedes emplear:

  • Tu blog (obviamente, aparecerá el primero)
  • Tu newsletter
  • Redes sociales
  • Círculos especializados (foros, campus virtuales, etc.)
  • Publicidad (Facebook Ads, Google Ads, etc.)

Tu post mola mucho… y lo sabes.

Hazlo saber al resto.

Posicionar entradas antiguas en Google es una tarea necesaria para aprovechar tu marketing de contenidos y obtener un retorno para tu negocio.

Hemos visto cuáles son los pasos a seguir y cómo hacerlo de forma profesional.

El resultado dependerá de tu talento, tus conocimientos y la autoridad de tu web. También hay otros factores como la competencia y el cariño que te tenga Google, pero son más difíciles de controlar.

Céntrate en hacer un buen trabajo de creación de contenidos y en enfocarlos a tu cliente ideal, que es el que termina rentabilizando tu inversión.

LifeStyle Al Cuadrado.

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: