«La peor decisión de inversión de todos los tiempos fue no apostar por el alocado Elon Musk», confiesa un multimillonario que respaldó a Jeff Bezos y Larry Page

El inversor multimillonario John Doerr afirma que se arrepiente de haber dejado pasar la oportunidad de invertir en Tesla en 2007. 

«La sabiduría convencional hacía que los inversores de riesgo no apostasen en empresas de vehículos eléctricos ni en startups de automóviles», explica Doerr, presidente de la firma de capital riesgo Kleiner Perkins, a Bloomberg Television

«Tuvimos que elegir entre respaldar a un brillante diseñador de coches llamado Henrik Fisker o a un ambicioso y un poco alocado empresario llamado Elon Musk con Tesla. Al final tomamos la decisión equivocada», añade.

En 2008, Kleiner Perkins invirtió más de 10 millones de dólares en Fisker Automotive y unos 5 años después la empresa se declaró en quiebra. El diseñador de coches creó otra empresa de vehículos eléctricos llamada Fisker Inc. en 2016, utilizando el mismo logotipo y las mismas marcas. Desde entonces, la empresa ha salido a bolsa en el mercado de valores de Nueva York, pero se ha quedado muy por detrás de Tesla

En 2007 Tesla todavía era una empresa incipiente en transición. Su cofundador Martin Eberhard estaba en proceso de dejar su cargo como CEO y Musk no asumió el papel de director general hasta el año siguiente.

La empresa no produjo su primer coche hasta 2008, casi 5 años después de su fundación. Hoy, el fabricante de coches eléctricos está valorado en casi un billón de dólares.



«Probablemente sea la peor decisión de inversión de todos los tiempos», explica Doerr en Bloomberg Wealth with David Rubenstein. «No me obsesiono con eso, pero nunca lo olvidaré», añade el multimillonario.

A pesar de no haber reconocido el potencial de Tesla en un primer momento, Doerr se ha metido de lleno en varias empresas importantes como Amazon, Google y Twitter. El multimillonario afirma que conectó instantáneamente con Jeff Bezos cuando le conoció.

«Los dos éramos una especia de frikis de la informática», afirma. «Él tenía una visión, que es cierta hasta el día de hoy, de que si tenía la selección más amplia, con los precios más asequibles y la mejor experiencia del cliente, ese volante podía crecer obsesionándose con el cliente».

Doerr afirma que creía que Amazon tendría éxito, pero no tenía ni idea de que crecería hasta convertirse en la empresa que es hoyEl inversor explica que Bezos tenía un plan de negocio claro, mientras que su decisión de invertir en los cofundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, fue más bien un acto de fe.

«Fue muy controvertido», dice Doerr. «No tenían un plan de negocio, ni ingresos».

El multimillonario explica que ni él ni los fundadores de Google tenían idea de la importancia que tendría la función de búsqueda en Internet.

Tesla no fue la única empresa de la que Doerr se arrepiente de haber pasado por alto. El multimillonario, que tiene una fortuna estimada en 5.800 millones de dólares, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, dice que también perdió oportunidades de invertir en Cisco y Sun Microsystems. 

Grace Kay
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.