Qué son las palabras clave y cómo elegir las mejores

Las palabras clave son un elemento vital para lograr un buen posicionamiento en los buscadores.

Sin ellas, posicionar en Google será una casualidad más que una consecuencia.

Hay 3 situaciones en las que es capital hacer un estudio de palabras clave:

  1. Cuando vas a comenzar un proyecto online
  2. Para definir las categorías de tu blog
  3. A la hora de redactar un artículo

En todas ellas, un análisis de palabras clave resulta fundamental para localizar a tu público objetivo, que te encuentre y te conozca.

Por tanto, las palabras clave te acercan a tus potenciales clientes.

¿Qué son las palabras clave?

Las palabras clave son consultas que los usuarios realizan en Google.

Desde “cómo crear un blog” hasta “cómo cortar el césped del jardín en invierno”.

El usuario tiene una duda o pregunta y busca la respuesta en Google. Las palabras que utiliza para ello son las keywords para las que deberías tratar de posicionar.

Si haces la elección correcta, tu contenido será exhibido exactamente a la persona que realizó la búsqueda de aquella palabra clave.

Tipos de palabras clave

Según su extensión, existen 3 tipos de palabras clave:

HEAD TAIL O COLA CORTA

Son las palabras clave de corta cola. Sí, lo sé, en español no suena tan bien… XD

Están formadas por una o dos palabras. Por ejemplo, negocios rentables.

Generalmente, son las más competidas y las más difíciles de posicionar.

MIDDLE TAIL O COLA MEDIA

Aquellas palabras clave de media cola. Aquí la cosa mejora.

Están formadas por varias palabras (2 a 4) que forman una búsqueda determinada.

Por ejemplo, ganar dinero por Internet.

La competencia disminuye y la dificultad de posicionar también. Lo mejor es que responden a búsquedas más específicas y resultan muy interesantes para posicionar tu web en tu nicho de mercado.

LONG TAIL O COLA LARGA

Son las palabras clave de cola larga… No voy a hacer chistes.

Estás compuestas por un número considerable de palabras, de 5 en adelante, que forman una búsqueda hiperespecífica e hiperrelevante.

Resultan mucho más fácil de posicionar aunque suelen tener un volumen de búsquedas mucho inferior.

Aquí no buscamos volumen, sino calidad: prospectos.

Un ejemplo sería Cómo iniciar un negocio sin dinero.

Cómo elegir las palabras clave para tu blog

Todo blog debería tener un listado de palabras clave (su TOP 10) para las que posicionarse mejor.

Después debería contar con una serie de palabras clave secundarias (de 10 a 20 más) que completan el núcleo de posts estratégicos del proyecto.

La palabra clave principal debería estar presente en el nombre del blog, salvo que el autor apueste por crear una marca personal.

El resto de palabras clave de primera línea, deberían dar nombre a cada una de las categorías del blog.

El concepto de la larga cola es clave en el proceso de selección.

En el eje vertical tenemos el volumen de búsquedas/mes y en el eje horizontal tenemos la probabilidad de conversión de esta palabra clave.

Aquellas compuestas por una sola palabra o un solo término, por ejemplo “estores”, se encuentran en una zona donde normalmente tenemos un volumen de búsquedas/mes muy importante.

Sin embargo, la competencia es muy alta y como el término es muy genérico, la probabilidad de conversión es bastante baja.

Son normalmente términos informativos que no convierten muy bien.

Un poco más abajo en la curva tenemos las palabras clave formadas por dos o tres términos. Por ejemplo, “estores enrollables”.

Ya hemos afinado la temática y, aunque el volumen de búsquedas sigue siendo alto, la probabilidad de conversión ha aumentado un poco.

El concepto de la «larga cola» consiste en atacar keywords de 4 o 5 palabras, incluso más.

De este modo, “estores enrollables baratos”, que es una frase más descriptiva, tiene un volumen de búsqueda más bajo, pero una probabilidad de conversión mucho más alta.

Este es concepto de la larga cola aplicado a los motores de búsqueda.

Para hacer este estudio de palabras clave para la arquitectura de contenidos para nuestro blog, mi recomendación es que intentes atacar palabras clave que no estén demasiado competidas.

El volumen y la fuerza de tus competidores es tan alto que es posible que nunca aparezcas en la primera página de Google.

Quédate con la idea de que para tu arquitectura de información es mejor tratar de trabajar por términos compuestos como mínimo por dos palabras y si son tres, mejor que mejor.

Para mí, tiene 4 criterios distintos que cumplir:

  • Relevancia: es decir, cuando comienzas este ejercicio para buscar palabras clave todo empieza por una tormenta de ideas y nadie mejor que tú, que estás metido en este negocio, sabes cuáles son las palabras clave más relevantes para tu público.
  • Volumen de búsquedas al mes: cuantas más búsquedas/mes tiene una palabra, más interés despierta, más tráfico puede generar.
  • Competencia: pero a su vez, cuando hablamos de búsquedas/mes, tenemos que estudiar la competencia y no la que encontramos como anunciante, sino la que tendremos en Google. Recuerda que nos interesa posicionarnos alto en los rankings de Google para determinadas palabras clave.
  • Coste por clic: una indicación de cuánto dinero tiene que pagar un anunciante por un clic en su anuncio. Cuanto más alto mejor. Si no quieres trabajar en un negocio que se basa en publicidad o en afiliación, este parámetro importa poco.

Ahora es momento de establecer una estrategia a seguir.

¿Qué estrategia de palabras clave elegir para tu blog?

Existen dos tipos de palabras clave:

  • Las que forman la columna vertebral de tu blog.
  1. Las que sirven para optimizar cada una de las URLs de tu blog.

Para esto dispones de dos armas distintas:

  1. La arquitectura de contenidos de tu blog, que impacta todas las páginas del blog.
  2. Tus páginas y posts, especialmente estos últimos.

El abordaje de estos dos armas es muy distinto:

  1. Algo que no vas a cambiar a menudo y que te va a costar trabajo posicionar bien en Google.
  2. Algo que implica un trabajo en cada post, que requiere por esencia unas técnicas productivas.

Se trata de mantener en equilibrio un conjunto altamente inestable, una lucha entre largo y corto plazo.

La estrategia que te recomiendo seguir se resume en 4 puntos:

  • Huye de las palabras clave de un solo término: demasiadas competitivas y no convierten bien.
  • Elige una palabra clave principal de dos términos por la que quieres posicionarte a largo plazo. Esta palabra debe estar asociada o bien relacionada con el mismo nombre de tu dominio.
  • Completa con 5 a 9 palabras claves secundarias de 2 a 3 términos que sean todas muy relevantes y semánticamente cercanas a tu palabra principal por la que quieres posicionarte a medio plazo. Se corresponden a tus categorías en el blog y los elementos de la navegación principal.
  • Optimiza cada una de tus entradas con una palabra clave de 3 a 5 términos para lograr visibilidad a corto plazo.

Veamos ahora cómo puedes saber cuál es el grado de competencia (más allá de la longitud de las keywords) y el volumen de búsqueda.



Herramientas gratuitas para elegir palabras clave

Existen muchas herramientas de palabras clave. En este post te voy a hablar de 5 herramientas gratuitas para elegir palabras clave.

1. UBERSUGGEST

Es una herramienta muy fácil de usar. Al mismo tiempo, es bastante completa. Ideal para principiantes a los que no les gusta complicarse la vida.

2. ANSWERTHEPUBLIC

Esta herramienta te entrega un montón de palabras clave relacionadas con el término que introduzcas. Es tremendamente útil para conocer el abanico de keywords sobre una determinada temática.

3. KEYWORDS EVERYWHERE

Esta extensión disponible para Chrome y Firefox se integra en Google y permite conocer las palabras relacionadas, analizar el SEO de una web y el volumen de búsquedas global de una determinada keyword.

4. KEYWORD SURFER

Otra valiosa extensión para tu navegador. Permite conocer el volumen de búsquedas de una palabra clave según la ubicación, el número de palabras escritas por la competencia para dicha keyword y las veces que aparece en el texto.

5. GOOGLE TRENDS

La conocida herramienta del todopoderoso Google resulta muy útil para conocer no solo el volumen de búsquedas sino también la tendencia en el tiempo (si cada vez se busca más o menos).

Cómo elegir las palabras clave de un artículo

A la hora de elegir las palabras clave para tus posts, hay una serie de factores a tener en cuenta: relevancia, búsquedas y competencia.
¿Qué keywords son las más relevantes para tu target?

Tendrás que repetir este proceso unas cuantas veces para obtener un listado de 10 o 15 palabras clave que compondrán tu universo objetivo, es decir, los términos por los cuales quieres que tu blog se posicione bien.

Si aparece publicidad en el resultado de Google es un síntoma de que esta palabra tiene un potencial comercial bastante interesante.

Por ejemplo, para “cuidados para el cabello”, hay dos tipos de anunciantes:

  • L’Oreal, que tiene productos para el cabello.
  • Clínicas médicas, que seguramente trabajan en el tema de implantes y demás técnicas de cuidado del cabello.

Este mix de los sectores de la belleza y de la salud ofrece un potencial comercial muy interesante en ventas indirectas (Reviews, CPA/CPL, etc.), que viene a sumarse a un potencial puro y duro de publicidad.

Mi recomendación es que te centres en la palabra clave principal y 5 palabras clave secundarias para empezar.

Lo que buscamos es un volumen de búsquedas al mes importante, una competencia muy baja y sobre todo una gran relevancia.

Con estos tres parámetros lo que vamos a conseguir es posicionarnos en Google a corto plazo, en cuestión de semanas, en vez de meses si eliges palabras clave más rápidas.

Como la palabra clave es muy relevante para el público, la gente que vas a atraer a tu blog es aquella que tiene interés en tus contenidos, con lo cual estás construyendo una base para un blog que cumple con su misión de aportar valor a una audiencia.

Si quieres que te encuentren en Google y que la gente te lea, es importante hacer este estudio. Tienes que entender que en el tráfico procedente de Google, te van a traer nuevos lectores mes a mes, de forma regular y durante años.

Es un tráfico automatizado.

Si has empezado este ejercicio por la relevancia, además es un tráfico muy cualificado para tu blog.

Cada vez hay más gente que está luchando en la red para conseguir su trozo del pastel. Hacer este trabajo de palabras claves es una forma de diferenciarte de las decenas o los centenares de competidores que puedas tener.

Si estás trabajando como freelance tienes muchísimos competidores en tu misma ciudad, por lo que deberás esmerarte en tu keyword research.

VOLUMEN DE BÚSQUEDAS

¿Cuál es el volumen de búsquedas ideal?

No hay respuesta estándar a esta pregunta. En este proyecto solemos trabajar con palabras clave que tienen entre 300 y 3.000 búsquedas mensuales.

Este es un intervalo aproximado. No es algo matemático.

En ocasiones, atacamos palabras clave con menos búsquedas y alguna vez podemos atacar otras con más búsquedas.

*NOTA: ten en cuenta que las herramientas de palabras clave no son exactas. Yo he posicionado keywords que, en teoría, no tenían búsquedas y que luego me han arrojado cientos de visitas.

Siguiendo con nuestro ejemplo, empezaría a trabajar con “vitaminas para el pelo”,” queratina para el pelo” y similares.

Estas son palabras claves interesantes para montar un blog y tratar de rentabilizar esta actividad.

También puedes ordenar las palabras en función del coste por clic. En este caso vemos que una palabra con fuerte potencial a nivel del coste por clic sería «tratamiento capilares», con un nivel de búsqueda menos importante pero sí un coste por clic interesante.

En función del mix de fuentes de ingresos que tienes (o quieres tener) en tu proyecto, cada uno de estos parámetros cobra una importancia distinta.

No puedes analizar el potencial de búsquedas/mes sin analizar la competencia en Google.

Así que date una vuelta por el buscador, mejor si tienes instaladas las extensiones Keyword Surfer y Keywords Everywhere.

COMPETENCIA

Este dato es siempre difícil de cuantificar.

Podría decirse que tiene una parte objetiva y otra subjetiva.

Al contrario de lo que puedas pensar, la más importante es la subjetiva.

Y es que las herramientas aportan datos aproximados pero el que realmente debe saber valorar la dificultad de posicionar para determinada palabra clave debes ser tú.

Basta con que des una vuelta por los resultados de búsqueda y entres en las páginas mejor posicionadas y las analices detenidamente.

Al principio, como es lógico, te costará un poco.

Utiliza herramientas como las que te he mencionado antes y será más fácil.

A la hora montar un negocio recomiendo que nadie lo haga sin hacer una previsión de ingresos y gastos, ni tampoco un buen análisis de palabras clave.

Una vez que analices las palabras clave en base a la relevancia, el volumen y la competencia, trabaja bien la redacción SEO.

El tráfico no lo es todo

No te obsesiones con tener tráfico y más tráfico.

Si te centras mucho en el volumen, lo más probable es que ataques keywords demasiado genéricas que harán que las conversiones sean escasas.

Una gran cantidad de tráfico te da una mayor oportunidad de vender, pero un tráfico amplio y poco segmentado te consumirá recursos, no solo tecnológicos, sino esfuerzos para contestar emails, atender llamadas, etc.

Lo esencial es que los términos que uses realmente estén bien elegidos para las necesidades de tu público objetivo.

Franck Scipion

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: