Ejemplos de Nomadismo digital

Pues sí, querido lector. La revolución tecnológica está cambiando el mundo. Y los cambios nos generan incertidumbre. Pero detrás de los temores siempre hay oportunidades.

Antonio G. es de Granada y tiene 30 años. Acabó la carrera de Arquitectura en el 2.014 y ante un panorama laboral desolador (trabajando en cosas que no le gustaban y cobrando una miseria) decidió invertir sus ahorros ( 5.663 euros ) en cursos y mentores. Quería cumplir su sueño de dar la vuelta al mundo y vivir viajando.

Muerto de miedo, como él mismo explica, en 2.015 decidió lanzar inteligenciaviajera.com y emprender su viaje. Tres años después, Antonio había facturado 353.793,72 euros y tenía más de 2.000 clientes repartidos en 39 países. Antonio ayuda a estas personas a saber qué es lo que tienen hacer para poder trabajar desde cualquier lugar del mundo.

Hoy, 16.03.2019, ha creado además, la Escuela Nómada Digital (END) escuelanomadadigital.com, y como te puedes imaginar, su facturación se ha disparado.

Antonio es simplemente el paradigma de lo que está por venir. En realidad, de lo que estamos viviendo ya. Es un nómada digital, una persona que aprovecha la libertad que le da la tecnología para poder vivir y trabajar desde cualquier parte del mundo.

Y la motivación última de Antonio, como la de la gran mayoría de las personas insertas en la sociedad actual, es vivir desde la libertad, una vida más plena, más acorde con sus valores; queremos disponer de tiempo para dedicarlo a aquellas cosas que realmente nos hagan felices.



Internet te brinda una oportunidad sin precedentes. El “Knowmadismo” del siglo XXI

Los primeros nómadas se desplazaban en busca de comida, cazando y recolectando. Se organizaban en pequeñas estructuras, tipo clanes o tribus que les permitían responder a situaciones de amenaza. Sabían que debían tener flexibilidad para enfrentar situaciones de un futuro incierto, lo que les dotaba de gran capacidad de aprendizaje. Sociedades en continuo movimiento, con nula resistencia al cambio. El cambio era lo único inmutable.

Los nómadas de hoy no han cambiado tanto. Son personas valientes, sin miedo al fracaso que saben que deben adaptarse rápidamente a retos y entornos de trabajo cambiantes. Viven de sus conocimientos, como también los primeros nómadas lo hacían. Creativos e innovadores son infelices en organizaciones jerárquicas. Por eso, los nómadas de hoy también se estructuran en pequeñas organizaciones tribales, pero con modelos de relación mucho más horizontales en los que, lo verdaderamente importante, es el valor que aporta el profesional.

John Moravec se refiere a los nómadas digitales de hoy como “Knowmad” . Y Franck Scipion, de lifestylealcuadrado.com , lo “castellanizó”. Franck habla de “Knowmadas”. Es decir, de nómadas del conocimiento.

Y es que, un knowmada digital lo es, no por cambiar de país cada dos semanas, sino porque:

  1. Quiere vivir de sus conocimientos.
  2. Está en formación constante.
  3. Colabora y trabaja en equipo porque cree en la fuerza de la “manada”.
  4. Usa la tecnología con un propósito: ayudar a otras personas.
  5. No acepta aburrirse en su puesto trabajo. Necesita nuevos retos para seguir creciendo a nivel personal y profesional.
  6. Odia estar obligado a trabajar de 9 a 19.00 sin entender por qué lo hace.
  7. Necesita libertad para tomar sus decisiones, aunque éstas deba tomarlas en el marco de una empresa.
  8. Quiere, en definitiva, transformar la vida de otras personas para dar sentido a la suya propia.

Y es, en este entorno, en el que los nuevos marcos de trabajo Ágiles, de los que te hablaré en marketingenagile.com, emergen con todo su potencial.

La Universidad, tal cual la hemos entendido hasta el momento, ha muerto. Tiene que transformarse.

No más “titulitis”.

Y te lo dice un ingeniero con un par de Máster y “a punto” de acabar el grado de Administración y Dirección de Empresas.

Pero es que, el mundo de hoy va por otro derroteros. Internet ha dinamitado la forma de adquirir conocimientos.

  • Ahora con internet puedes aprender por tí mismo.
  • Además, puedes hacerlo desde cualquier sitio y en cualquier lugar del mundo. La Universidad ya no tiene el monopolio del “saber”. No hay espacio físico que lo limite.
  • El conocimiento debe ser práctico. ¿O acaso piensas que podrías haber aprendido a montar en bicicleta desde un aula en el que el profesor te hubiera explicado cuál es la fuerza centrípeta que debe tener por unidad de tiempo la velocidad, cuando quieras girar la bicicleta 180 grados, para no caerte?. ¿No lo parece, verdad?.
  • Ahora los conocimientos van en ambas direcciones: profesor-alumno y también alumno-profesor. Al maestro no se le cuestiona la autoridad cuando se utiliza el intercambio de ideas para “contra-argumentar” posiciones aprendidas que, por su propia naturaleza, no debieran ser inmutables. El maestro lo es tanto más, cuanto más utiliza la humildad y la adaptación al cambio en determinados contextos.

Créeme, querido lector. Tú serás contratado por lo que sepas hacer. Por el valor que le generes a la empresa que te contrate. Por cierto, contratos que no serán para toda la vida.

Como también podrás vender tu producto o servicio, por lo que éste sea capaz de “hacer cambiar la vida” de la persona que te lo compre.

¿Quieres ejemplos de personas que se están ganando la vida gracias a sus conocimientos y no a los títulos académicos que han coleccionado, aunque muchos de ellos los tengan?

¿Quieres ejemplos de “Knowmadas” digitales que, como Antonio, han decidido lanzarse al vacío y vivir de lo que saben a través de internet?.

Aquí los tienes…

Ejemplos de “Knowmadas” digitales

Pedro Suárez
pedrosuarezweb.com

Pedro nació en 1.981 y es de Jerez de la Frontera. En 2.010 terminó sus estudios de Ciencias Ambientales e hizo todo lo posible por trabajar en España. ¡Crack!, ¡Zapatazo con la realidad!. Crisis inmensa. Así que, decidió irse a Reino Unido (sin trabajo y con los ahorros justos) para que al menos, al mismo tiempo que intentaba reinventarse, pudiera aprender bien el inglés.

Tuvo que trabajar durante cierto tiempo recogiendo platos y poniendo copas en un restaurante, para acabar trabajando con discapacitados mentales como cuidador social durante casi un año. Tiempos dífíciles ¿verdad, querido amigo?.

Y efectivamente, se reinventó. Compaginó su trabajo con horas de estudio al diseño web, actividad ésta última que le fascinaba. Adquirió conocimientos en html, css, javascript y wordpress.

Hoy, Pedro ayuda a construir una web a todas aquellas personas que necesitan tenerla. Y no cualquier web, sino la mejor. Ese es el espíritu de Pedro, al que conozco muy bien. Con un trato personalizado, el servicio de atención a sus clientes es excepcional. Pedro lo tiene claro: ayudar, ayudar y ayudar. Tal vez, ésa sea una de sus claras ventajas competitivas.

Como te puedes imaginar, querido lector, Pedro vive hoy de su pasión. Yo le confío todo lo relacionado con mi sitio web. Y estoy encantado de hacerlo.

Ha sido una suerte conocerte, Pedro.

Óscar Feito
oscarfeito.com

Aunque ha vivido buena parte de su vida en Estados Unidos y Reino Unido, como él mismo explica en su página web, Oscar actualmente vive en Madrid. Como yo. Tiene dos hijos. Como yo. Y creció con una canción que siempre le fascinó: “summer of 69” de Bryan Adams. Como a mí.

Eran síntomas (incipientes, eso sí) de lo que uno, pudiera llegar a considerar como un gran número de coincidencias con alguién, ¿verdad?. Pero seamos claros, en último extremo, no son dos, ni tres, las personas que viven en Madrid, tienen dos hijos y comparten gustos musicales ;-).

Pero… ¡ ay, amigo mío !, si además de eso, le escuchas marcarse como propósito vital ayudar a otras personas a construir un negocio digital con alma, un negocio que te permita dejar un legado y que te ayude a alcanzar la realización tanto personal como profesional, entonces el número de personas con la que sientes tener un gran número de coincidencias y por tanto, un vínculo especial se empieza a estrechar bastante más. Y todo ello, sin falsas promesas de ganar dinero sin esfuerzo,

Y finalmente, tal vez, se pueden contar con los dedos de una mano, las personas que se comprometen a responder personalmente a cualquier duda o consulta que puedas tener y encima, lo haga. :-).

Oscar, que estudió Económicas en la London School of Economics, y comenzó su carrera profesional estructurando operaciones financieras para grandes empresas de internet en un equipo de Banca de Inversión de Deutsche Bank, es creador de la Escuela de Marketing Online, ayuda a empresas y emprendedores en el diseño de sus estrategias digitales y su podcast es uno de los podcast de referencia de marketing online en el mundo de habla hispana, con más de un millón de oyentes. Sí, también Oscar, está cumpliendo su sueño.

Pero todo esto, él te lo cuenta de una manera más precisa en su “site”. Yo me quedo, con la fantástica experiencia que tuve con un profesional honesto, que cumple sus compromisos y que fue y sigue siendo, un referente para mí en todo lo relacionado con los negocios digitales y marketing online. ¡ Muchas gracias por todo, Oscar !

Javi Pastor
javipastor.com

Javi Pastor tiene 26 años y vive en el Puerto de Santa María (Cádiz). Titulado en Publicidad y Relaciones Públicas en 2014, Javi era un licenciado con ganas de comerse el mundo, como la mayoría de los chavales de su generación. Pero las cosas no le fueron como él imaginaba. Como tampoco a esos otros muchos compañeros de su generación.

Hacer publicidad sobre sí mismo o llamar a la puerta de varias agencias no fueron suficiente para pasar de un becario que no pasaba de cobrar 300 euros al mes a un trabajador con un contrato de trabajo razonable.

Así que, Javi no tuvo más remedio que reinventarse. Y lo hizo. ¡Vaya si lo hizo!.

Javi Pastor es copywriter. Ayuda a sus clientes a escribir los textos de su web o de ese anuncio que pueda hacer cambiar la vida de su negocio. Además, a través de sus cursos, Javi, enseña a escribir a sus clientes textos que les permitan convertir las visitas a su web en clientes.

Roberto Gamboa
robertogamboa.com

Roberto nació y creció en Madrid. De un barrio humilde, como él mismo explica en su web, hizo su primera incursión en publicidad con 10 o 12 años, cuando un anuncio de Panrico llamó a su puerta. Viendo el desparpajo con el que se mueve en todos los medios sociales (podcast, vídeos, etc…) en la actualidad, no me extraña que ya, en su momento, aquella agencia viera algo diferente en ese niño ;-).

La cuestión es que Roberto, inició en el 2014 un proyecto online que murió pronto, pero que le sirvió para aprender mucho sobre SEO, e-mail marketing, wordpress etc… Y lo que sería mucho más importante, le sirvió para aprender que, pese a que dedicaba mucho tiempo a escribir post de calidad, no terminaba de conectar bien con su público ideal. Tenía un problema de visibilidad.

Así que, diagnosticado el error e identificados los puntos de mejora sobre los que podría profundizar, decidió formarse en Facebook Ads. Y ¡eureka!. Roberto había dado en el clavo. En menos de tres meses había generado más de 1.000 suscriptores cualificados a los que ofrecer sus productos y servicios.

Hoy, Roberto, es un profesional de reconocido prestigio en el sector del Marketing Online. Se ha posicionado como un referente en Facebook ads y ayuda a empresas con falta de visibilidad a generar un flujo constante de clientes a través de esta herramienta, diseñando además, estrategias de conversión automatizadas.

Es además, el creador del instituto de tráfico online, un podcast de referencia para convertirte en lo que él llama “traffickers”, personas que son capaces de ayudar a sus clientes a invertir en publicidad generando nuevos clientes de manera recurrente.

Franck Scipion
lifestylealcuadrado.com

Franck nació en París (1970) y es sin duda, uno de los referentes de más alto impacto en el sector del Marketing Online. Es el creador del Lifestyle al Cuadrado y ayuda, como Oscar Feito del que ya te he hablado, a emprendedores a crear negocios online de éxito, diseñando estrategias que les permita conseguir crear una web con tráfico, clientes e ingresos que facilite a estas personas, vivir la vida que siempre soñaron.

Franck vive en Burdeos, es Ingeniero Aeronáutico y ha vivido al menos 6 meses en más de 10 países en los últimos 20 años. Lidera un equipo de colaboradores que trabajan en remoto y tiene un proyecto muy ambicioso cuya misión consiste básicamente, en dejar un mundo mejor.

También Franck se dió de bruces allá por el 2014 con una realidad marcada por una crisis económica, que cambió la manera que hoy tenemos todos, de entender el mundo. Pero eso, él te lo explica mejor en su site.

Joan Boluda
boluda.com

Joan es también, sin duda, un gran referente en el sector del Marketing Online. Con sus más de 2.000 clases de marketing online y más de 3.000 vídeos ayuda a todo tipo de emprendedores a adquirir las competencias que demanda hoy el mercado.

Incluye varios itinerarios profesionales para ayudarte a elegir aquellos cursos que más te interesan en función del perfil profesional que quieras adquirir (desarrollador wordpress, consultor de marketing, diseñador gráfico, etc…).

Y tienes acceso a todos estos contenidos por una suscripción de 10 euros al mes. Has oído bien: ¡ 10 euros al mes !. Espectacular ¿verdad?. Y es que la misión de Joan es poder ayudar a cualquier tipo de emprendedor con independencia del poder adquisitivo que éstos tengan. Su objetivo es que todo el mundo tenga acceso a los conocimientos y competencias que está ya demandando el futuro. ¡ Enhorabuena, Joan !.

Y éstos, querido lector, son sólo algunos ejemplos.

Pero el mercado está demandando ya muchos otros perfiles…

Empleos emergentes que son ya una realidad. Aproximaciones a un futuro inteligente.

“Hola, soy el futuro que imaginaste y ya estoy aquí”

¿Te imaginas que un día nos saludara así la tecnología ? 

Hace poco tiempo, un estudio de McKinsey Global Institute (MGI), con la participación de expertos del departamento de Economía de Oxford y el Banco Mundial, pronosticó que entre 400 y 800 millones de personas serán desplazadas de sus puestos de trabajo en 2030 debido a la automatización.

Hoy, el Fondo Económico Global (WEF) plantea nuevos escenarios ante esta potencial pérdida de empleos. Según el informe, a día de hoy el 29% de las tareas laborales son realizadas por una máquina. Debido a los avances tecnológicos, en 2025 esta cifra significaría la pérdida de 75 millones de empleos. Pero sugiere que esta misma tecnología dará vida a más de 133 millones de nuevos roles de trabajo, con lo que se generarán 58 millones de nuevos empleos.

De hecho, casi el 100% de los CEO concibe la disrupción tecnológica como una oportunidad más que como una amenaza y un 68% cree que creará más empleo del que destruirá, según las conclusiones del informe CEO Outlook 2018 de KPMG elaborado a partir de 1.300 entrevistas con consejeros delegados de las principales compañías del mundo.

En todo caso, más allá de los informes que publican los grandes gurús precisando con todo tipo de detalles cómo va a ser el empleo en el futuro, tú y yo sabemos querido lector, que los diagnósticos a tan largo plazo, no son tan sencillos. Y no lo son, porque para poder pronosticar el futuro con una visión tan precisa de lo que nos espera, deberíamos estar colocados en una atalaya que nos permitiera visualizar con absoluta nitidez un conocimiento que todavía no ha sido creado. Y eso, es sencillamente imposible.

El mañana (incluyendo los empleos) los generan un ejército de hombres y mujeres emprendedores que, recombinando un conocimiento práctico empresarial, que han ido acumulando a lo largo del tiempo y que es, digamos privativo (está en la mente de cada uno de esos seres humanos) y además está disperso (porque, como digo, no está en una única mente), van generando una serie de oportunidades empresariales. Adivinar, cómo se va a producir esa combinación de elementos para concretarlos en oportunidades de empleo, créeme querido amigo, que no es tarea tan sencilla.

Aunque bien es cierto, que no conviene tampoco dar la espalda a este tipo de informes porque sí nos están marcando ya, con casi total seguridad, ciertas tendencias.

¿Y cuáles son esas tendencias?

Se calcula que el 54% de los empleados deberán formarse en nuevas habilidades tales como:

  • Inteligencia Artificial.
  • Análisis de Big Data y cómputo en la nube (análisis de grandes volúmenes de datos para la toma de decisiones).
  • Programadores de aplicaciones móviles.
  • Diseñadores gráficos.
  • Nuevas tecnologías como el Blockchain (o cadena de bloques).

Y ¿por qué en éstas?. Porque, si te fijas:

  1. Más pronto que tarde, disfrutaremos de un coche que no conduciremos y que nos conocerá hasta tal punto, que sabrá de manera autónoma, ponernos nuestra música favorita, reservarnos mesa en un restaurante y recordarnos reuniones importantes.
  2. Y más pronto que tarde, querremos “hablarle” a nuestro frigorífico desde la oficina para saber si necesitamos comprar leche, huevos o fruta.

Y éstos, son sólo dos ejemplos que pretenden ilustrar, algunos de los conocimientos que van a ser necesarios para ayudar a las personas a través del internet de las cosas. Pero, te puedes imaginar lo que está por venir. O mejor dicho, el futuro que está por construir ;-).

Y si yo no tuviera un perfil tecnológico, ¿qué hago, Vicente?.

Tranquilo.

Hay otros empleos que tienen mucha demanda y que son ya, una realidad. Ya te he anticipado algunos. Aquí tienes algunos otros:

  1. Diseño web: Diseñar un página web. Podrías llegar a cobrar entre 300 y 3.000 euros según acabado.
  2. Redactor de contenidos: redacción de contenidos para medios digitales y gestión de social media o para campañas de publicidad. Podrías cobrar entre 15 y 20 euros, la hora.
  3. Copywriter: es el arte de la escritura persuasiva para la consecución de un objetivo. Podrías llegar a ganar de 100 a 500 euros, según la autoridad que tengas y el objetivo del que estemos hablando.
  4. Experto en SEO: hacer que Google te quiera un poco más para posicionar tu web. Podrías llegar a ganar, también en función de la experiencia que tengas, de 30 a 100 euros por auditar un artículo o página web.
  5. Asistente virtual: es una persona que te ayuda a ti, como negocio, a gestionar tus emails, tus llamadas, la planificación de tu agenda, cuadrar las cuentas a fin de mes, etc. De 8 a 15 euros la hora, podrías cobrar por este tipo de trabajos.
  6. Publicista o experto en anuncios con Facebooks Ads: Gestionar campañas de anuncios en esta red social. Aquí, tus honorarios podrían estar entre 300 y 500 euros por campaña y en función de objetivos.
  7. Community manager: atención a las personas que interactúan con tu negocio a través de las redes sociales. Aquí podrías ganar de 10 a 20 euros/hora. Aunque también podrías negociar tus servicios por unos 350 euros al mes (30 horas).
  8. Traducción: cada vez más demandado, por la globalización. El precio del servicio varía en función de las lenguas, pero una referencia podría ser entre 50 o 100 euros por artículo o página.
  9. Producción / edición de vídeos: Por poner un ejemplo, un profesional con experiencia en este ámbito podría llegar a ganar entre 400 y 500 euros por la creación y edición completa del vídeo que quieras mostrar en la home de tu web.
  10. Experto en email marketing: Crear y diseñar emails que conviertan (visitantes de tu web en suscriptores y suscriptores de tu web en clientes). Aquí podrías implementar autoresponder o embudos de ventas desde 2.000 a 3.500 euros, trimestralmente, en función de la autoridad del profesional.
  11. Coach: consiste en acompañar a una persona con el objetivo de cumplir unas metas u objetivos concretos. Entre 70 y 150 euros por sesión, en función del profesional del que estemos hablando.

Como has podido ver, he incluído un intervalo de los precios que podrías llegar a cobrar si fueras un especialista en este tipo de servicios. Como te puedes imaginar, es sólo una referencia para que te puedas hacer una “composición de lugar”. Por supuesto, pueden variar mucho en función del contexto de la empresa, los objetivos que ésta tenga, y sobre todo, de la autoridad y experiencia del profesional que preste esos servicios.

En todo caso, y a modo de conclusión, me gustaría que te quedaras con las siguientes ideas:

  • La revolución digital se está haciendo “por y para las personas”.
  • La tecnología podrá sustituir multitud de puestos de trabajo, pero jamás lo hará en aquellos donde la empatía, la ética y los valores tengan un espacio importante. Y creeme, querido lector, en todos los empleos hay un espacio importante donde todas ellas van a seguir siendo imprescindibles.
  • La interacción humana, por tanto, seguirá siendo un valor fundamental. Por eso, debemos ser personas flexibles para entender otros puntos de vista, generosas para compartir nuestro conocimiento y con capacidad de comunicar para vender nuestras ideas con la profunda convicción de aportar un valor genuino a otras personas.
  • Finalmente, si no queremos que la inteligencia artificial nos supere (y no lo hará), debemos ser profesionales con capacidad para emocionar. Esto hará que venzamos resistencias y aunemos voluntades para conseguir que las cosas “sucedan”.

Y tú, querido lector, ¿cómo ves el futuro?.

Un artículo escrito por

LucusHost, el mejor hosting
A %d blogueros les gusta esto: