Cómo vender en Internet: conceptos básicos +3 estrategias que puedes aplicar

Antes, cuando una persona necesitaba encontrar un negocio como el tuyo, le preguntaba a un conocido o buscaba en las páginas amarillas.

Ahora se va derecho a Google.

Por eso, aprender a vender online ya no es opcional; es un requisito obligatorio para seguir siendo competitivo y que tus clientes no dejen de llegar

El problema es que no basta con hacerte una página web y sentarte a esperar.

Necesitas una estrategia.

Y de eso te hablamos en este post. Aquí te vamos a explicar todo lo que necesitas saber para vender en Internet.

Además, al final del post veremos varias estrategias concretas que puedes poner en práctica.

¿Te interesa?

Pues coge algo para apuntar, que arrancamos.



✅ ¿Qué se puede vender en Internet?

Yo no trabajo por Internet, mi negocio es presencial. ¿Tiene sentido que me ponga a vender online?”.

Aunque cada vez son menos, todavía quedan algunos dueños de empresas que nos hacen esta misma pregunta cuando les decimos que deberían hacerse una web.

Y nuestra respuesta es un rotundo sí:

Todas las empresas pueden (y deben) aprovechar Internet para llegar a más potenciales compradores y aumentar sus ventas.

¿No nos crees?

Pues ahora te vamos a enseñar distintos modelos de negocios, para que veas cómo todos ellos (incluso los que menos te esperarías) son capaces de captar clientes por Internet. 😉

👉 1. Servicios

Con el boom de la digitalización, muchos profesionales han empezado a ofrecer sus servicios online. Por ejemplo, si tienes una academia, puedes compaginar las clases presenciales con las online.

Pero ¿qué pasa si tú solo trabajas de forma presencial? Si tienes un restaurante, una clínica dental…

Pues incluso así puedes utilizar tu web para atraer clientes.

Por ejemplo:

  • La optimizas para que, cuando una persona entre en Google buscando un negocio como el tuyo en tu misma zona (ej.: “Centro de fisioterapia Madrid centro”) le aparezca tu web. Esto es lo que se llama SEO local.
  • Lanzas campañas de publicidad que se muestren específicamente a personas de tu misma ciudad.

👉 2. Productos físicos

Las tiendas de toda la vida también se están adaptando al mundo digital.

Ahora mismo hay muchísimos negocios físicos (ferreterías, tiendas de ropa, farmacias, librerías…) que han empezado a vender sus productos a través de su web. Incluso sin necesidad de tener una tienda online…

Esto te permite multiplicar tu visibilidad y llegar a muchos más potenciales clientes, incluso aunque solo vendas en una ciudad o provincia concreta.

👉 3. Productos digitales

Otra opción que tienes es vender productos digitales (creados por ti o por terceros), como:

  • Diseños e ilustraciones.
  • Plantillas web.
  • Fotografías.
  • Música.
  • Libros electrónicos.
  • Etc.

La ventaja de este modelo frente a los productos físicos es que te ahorras costes de distribución, stock…

Solo necesitas una web a la que llevar potenciales clientes para que compren y se descarguen tus artículos.

👉 4. Tu conocimiento (infoproductos)

Cuando hablamos de vender “tu conocimiento” nos referimos a que puedes crear y ofrecer:

  • Cursos.
  • Ebooks de pago.
  • Clases.
  • Etc.

Es decir, cualquier formato, ya sea digital o físico (por ejemplo, un curso en papel) que te permita rentabilizar tu experiencia y tus habilidades.

Un ejemplo.

Imagina que tienes una carnicería y traes por encargo carne de ternera de la raza Wagyu (una de las carnes más caras del mundo).

Como complemento a las ventas de tu carnicería, podrías lanzar un ebook con consejos para cocinar esa carne y que quede lo más jugosa y sabrosa posible, diferentes recetas…

✅ ¿Cómo vender por Internet? 3 conceptos básicos que debes dominar

Vale, ya sé lo que quiero vender. Ahora contadme qué hago para buscar clientes”.

Espeeeeera. No es tan sencillo.

Para tener éxito vendiendo por Internet, primero necesitas tener claras 3 cosas:

  1. A quién te diriges.
  2. Qué consiguen tus clientes trabajando contigo.
  3. Cómo te vas a diferenciar de tu competencia.

Lo desarrollamos.

👉 1. Quién es tu cliente ideal

Un mensaje de ventas muy genérico no conecta con tu público.

Para atraer personas a tu negocio y conseguir que se interesen por tu producto o servicio, necesitas entender:

  • Quiénes son.
  • Qué necesidad tienen.
  • Cómo les puedes ayudar.

Por ejemplo, imagina que eres fotógrafo de estudio.

No es lo mismo hacer sesiones para:

  • Padres de bebés recién nacidos que quieren inmortalizar estos momentos únicos en la vida de sus hijos.
  • Emprendedores que quieren hacerse fotos corporativas para su web.

En el primer caso, a tus clientes les preocupará que manejes con cuidado a su bebé, que sepas trabajar sin despertarlo…

Por su parte, un emprendedor que se hace un book profesional, lo que quiere es que sus fotos inspiren confianza y cercanía en los clientes que visiten su página.

Eso hace que el enfoque de ventas cambie por completo.

👉 2. Cuál es tu propuesta de valor

La propuesta de valor es una frase que resume cómo ayudas a tus clientes con tu producto o servicio.

Y es que una persona no te contrata por lo que haces, sino por los resultados que consigue contigo.

Pongamos que eres fisioterapeuta.

¿Crees que tus clientes te van a elegir porque haces magnetoterapia, masajes con electroestimulación y mil cosas más?

No.

Acuden a ti porque quieren librarse de su dolor y recuperar su calidad de vida.

Es importante que reflexiones sobre cuál es el beneficio principal de tu servicio, porque eso te dará claridad y te ayudará a vender.

👉 3. Qué está haciendo tu competencia (y cómo puedes destacar)

El último vértice en el triángulo de las ventas: tus competidores.

Tienes que analizar:

  1. Qué productos o servicios tenéis en común.
  2. Si están ofreciendo algo que tú no.
  3. Si hay algún aspecto en el que tu producto o servicio sea superior al suyo.
  4. Cuál es su mensaje de ventas (qué beneficios prometen, qué necesidades o puntos de dolor atacan, etc.).

Esto te ayudará a encontrar formas de diferenciarte y sobresalir en tu sector.

Por ejemplo, si ya hay muchos fisioterapeutas generalistas, tú puedes especializarte en pacientes con dolor crónico.

✅ De la teoría a la práctica: distintas estrategias que puedes aplicar para vender online

¿Ya has hecho los deberes?

Entonces solo queda un último paso: diseñar tu funnel o embudo de ventas.

Es decir, la estrategia que vas a utilizar para atraer visitas hasta tu web y convertirlas en clientes.

Te damos varias ideas.

👉 1. SEO > landing page

El SEO o posicionamiento SEO es una estrategia que consiste en optimizar tu web para que aparezca en Google cuando tus potenciales clientes buscan un servicio como el tuyo.

El SEO es el funnel de ventas más sencillo, y el más poderoso: ya que atrae directamente a personas que están buscando tus productos o servicios, justo en el momento en el que están buscándolos.

Por ejemplo, supongamos que eres decorador y has lanzado un servicio específico para casas con jardín.

Para atraer clientes a través del SEO el proceso sería este:

  • Diseñas una página interna donde explicas en qué consiste este servicio, e incluyes una opción de contacto (un formulario, un número de WhatsApp) para quien quiera saber más.
  • Optimizas esa página para que aparezca en búsquedas como “Diseñador para casas con jardín”.

Una vez tu página se posicione en Google, podrás tener un flujo constante de potenciales clientes visitando la página.

Lo bueno de esta estrategia es su rentabilidad.

Para que te hagas una idea, en nuestra agencia hemos comprobado que conseguir un contacto con SEO es 10 veces más barato que con Google Ads y 7 veces más que con Facebook Ads.

Pero es que conseguir clientes (no contactos) es 66 veces más barato que con la publicidad de Facebook. 

👉 2. Publicidad en Google Ads > Landing page 

El SEO es muy rentable, pero tiene un inconveniente: es una estrategia que da sus mayores frutos a medio y largo plazo.

Por eso, lo ideal es combinarla con la publicidad online, que te permite conseguir clientes casi de inmediato. 

El proceso con este funnel es muy similar al anterior.

  • Diseñas una landing page para el servicio que quieres vender.
  • Lanzas una campaña de anuncios con Google Ads para atraer visitas hasta esa página.

Sobre cómo funcionan las campañas de Google Ads tenemos un post muy completo aquí.

👉 3. Posts de blog > Squeeze page > Landing page

Publicar posts en tu blog te permite atraer más visitas a tu web, gracias a atacar palabras clave informativas (términos que una persona busca en Google cuando quiere saber más sobre un tema).

Para explicarte esta estrategia, supongamos que diriges un negocio como modista.

En este caso, tu funnel podría ser este:

  • Escribes posts informativos relacionados con tu temática: “Cómo se hace un patrón”, “Cómo tomar medidas para un diseño”, etc.
  • Les ofreces un lead magnet a tus visitas: en esos posts pones un enlace a una squeeze page (una página especial diseñada para captar suscriptores), donde los usuarios pueden descargarse una guía que has escrito sobre los diferentes tejidos que existen y sus usos. A cambio, te dejan su email y se suscriben a tu lista de contactos.
  • Les envías más información: una vez suscritos, les mandas una serie de emails explicándoles cómo les puedes ayudar con tu servicio de patronaje, qué te diferencia de tus competidores, ejemplos de clientes con los que has trabajado…
  • Los diriges a una landing pageen el último email pones un enlace a una página de venta, a través de la cual pueden contratar tus servicios.

Los posts de tu blog no solo te permiten atraer visitas, sino que también son una buena vía para reforzar tu autoridad y para generar confianza entre tu público, entre otras muchas ventajas.

Para profundizar más, aquí tienes un post sobre cómo elaborar tu estrategia de contenidos.

✅ Nuestra estrategia favorita para vender en Internet: posicionamiento SEO + publicidad en Google Ads

Te decíamos antes que es buena idea combinar el SEO con la publicidad.

Y es que, de hecho, esta es la base del sistema de posicionamiento que utilizamos en nuestra agencia: el Método #TúPrimero®. 

Un método con el que diseñamos estrategias “a dos velocidades” para conseguirte clientes de forma continua:

  • A corto plazo, usamos la publicidad para captar ventas inmediatas.
  • Al mismo tiempo, implementamos la estrategia de SEO para que tu web se vaya posicionando en Google.
  • Y a medio y largo plazo combinamos las dos vías de captación para maximizar la rentabilidad.

Fran de Vicente

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.