La visibilidad no se improvisa

Posicionarse es una cuestión de estrategia, de técnica y de conocimiento del medio. Eso quiere decir que si no pasas tiempo aprendiendo y trasteando qué pasa y cómo funciona internet, los buscadores y hasta el CMS que usas para hacer una web es complicado lograr un posicionamiento efectivo.

Aprender eso lleva mucho tiempo.

Personalmente llevo desde 2016 trabajando como Agencia SEO y te puedo decir que cuando empecé sabía de lo que hablaba pero hoy por hoy, cuando veo mis trabajos de antes pienso ¡Madre mía, todo lo que he evolucionado!.

Esto es lo que se conoce como inteligencia de negocio. Al final cuando trabajas con proyectos dispares aprendes cosas que de otra forma te hubiera llevado el triple de tiempo.

No te estoy vendiendo la moto para que me contrates, Jose. Esto pasda en todas las profesiones. Seguro que te pasa con tu trabajo, ¿verdad?
La visibilidad no se improvisa

Recuerdo mi primera web, sería el año 2012 y la estuve trabajando hasta el 2014. Leía un montón sobre SEO, como mejorar las cosas…Lo implementaba todo, Jose

¿Sabes lo que pasó?

A los dos años de estar trabajando mi web me dí cuenta de que todo el esfuerzo, todas las horas que le había echado no me servían para absolutamente nada.

Nada de lo que posicionaba me generaba negocio.

Me acuerdo pensar: «Todo este esfuerzo para nada», «¿Cómo hago ahora para deshacer todo esto?», «¿otros dos años tengo que echar?».

Lo bueno que tiene esto es que nunca el tiempo es perdido y al final no consigues lo que quieres, pero consigues otras cosas que también están muy bien y te alegras de que no saliera como esperabas eso a lo que tanto tiempo le habías invertido.

Aunque no te engaño: es un trago amargo…
«Mi negocio no es vender fruta»

Si te dijera que esto me ha costado AÑOS entenderlo…

Relacionado con el modelo de negocio (ese del que tanto hablamos y no siempre entendemos), Joseestamos muy equivocados.

Muchas veces pensamos que si tengo una frutería, mi negocio es vender fruta.

Sin embargo, en el entorno digital cuando incorporamos tecnología y monto un ecommerce para mandar una caja de fruta variada cada mes mi negocio pasa de vender fruta a hacer que llegue en tiempo y forma el pedido a los suscriptores de mi web.

¿Cómo se te queda el ojo?

Pues eso pasa con las marcas, personal o corporativa porque es lo mismo.

Cuando compartes contenido para llegar a más personas a las que ofrecerle tu producto o servicio, éste deja de ser tu modelo de negocio. Tu negocio transmuta y se convierte en cuidar a tus seguidores y mantener una relación estrecha con ellos. Escucharlos, atenderlos…porque son ellos quienes hacen que consigas lo que estás consiguiendo.

Esta es la realidad de los modelos de negocios digitales.

Así que, teniendo en cuenta todo lo anterior mi recomendación es que no te dejes llevar por objetos brillantes y que siempre tengas en mente el para qué y te aferres a él como si no hubiera un mañana.

Lucia Rico

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *