El sutil arte de enviar todo a la mierda.

(Ups, ¡sorry! Pero no es un título mío, tiene que ver con el título de uno…