5 claves para que tus emails no suenen fríos durante la pandemia

Humanizar los correos electrónicos de tu empresa resulta fundamental para no provocar rechazo al enviar comunicaciones a tus usuarios durante la pandemia. Para ello, aportamos algunas directrices de gran utilidad para redactar emails.

Los correos electrónicos de empresa o con carácter comercial suelen parecer más formales, neutros y fríos al llegar a su destinatario si los comparamos con otras vías de comunicación como las conversaciones en persona o las llamadas telefónicas.

Con el coronavirus planeando sobre el globo, es importante cuidar el aspecto comunicativo y transmitir a los usuarios un tono cálido y afectuoso que logre que los mensajes no resulten impersonales. Estas son algunas claves que nos facilitan desde Fast Company.



5 claves para que tus emails sean menos impersonales

  • Ofrece buenos deseos: Es importante tanto en el asunto como en el propio cuerpo del mensaje manifestar buenos deseos sobre la salud tanto del usuario como de su familia. También es una buena fórmula para cerrar el email. Así mejorarás la personalización y la creación de conexión emocional.
  • Evita frases comerciales y expresiones trilladas: Expresar calidez en los correos empresariales y de marca se contrapone a la apariencia de rigidez o falta de seriedad. Por ello resulta esencial eliminar tópicos impersonales, expresiones comunes y aperturas que no inspiran a seguir leyendo. “Valoramos a nuestros clientes”, “estamos todos juntos en esto” o “vendrán días mejores” son frases poco genuinas.
  • Expresa gratitud: Si un cliente fiel retrasa un pago o solicita un acuerdo sobre un contrato, recuerda que mantener la relación sólida es la clave. Antes de iniciar cualquier negociación, es fundamental expresar tu apoyo a la lealtad que han demostrado a lo largo de los años. La gratitud es la llave que nos hace más humanos.
  • Expresiones de empatía, solo a conocidos: Si le escribes a un socio, cliente conocido o compañero del sector, puedes hablar de una situación más personal. Si no conoces de nada al usuario, algunas afirmaciones, los abrazos o el exceso de confianza pueden resultar contraproducentes. Si vas a mostrar empatía, asegúrate de que sea con alguien que conozcas y por el que puedas mostrar preocupación sincera.
  • No te metas en sentimientos ajenos: Predecir que esta experiencia fortalecerá o hablar de la normalidad de sentir miedo puede hacer que tu email tenga un tono de predicador que se perciba como negativo.

Fuente | Fast Company

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: