Papeleo. Que la burocracia no te frene

Hay un aspecto que suele aparcarse cuando se habla de emprendimiento, de poner en marcha Proyectos Paralelos o simplemente, cuando alguien simplemente se plantea cambiar la opción del empleo por la de ser Profesional Libre. Me refiero a los aspectos legales, burocráticos y administrativos que eso implica.

Soy el primero en admitir que, todo lo relacionado con papeleos y documentación legal, fiscal o laboral “se me hace bola”. Aunque soy de ciencias, soy incapaz de hacer la Declaración de la Renta más sencilla. Cuando tengo que firmar un contrato, al segundo párrafo ya se me cierran los ojos, y cada vez que tengo que hacer una gestión en Hacienda o en la Seguridad Social, me siento como si me preparase para atravesar el Polo Norte en solitario.

Pero está claro que, lo quieras o no, si quieres salir de lo establecido en el mundo laboral, debes asumir que vas a tener que pasar por ese mal trago (ojo, no digo que no haya personas que disfruten con todo esto). Y si, sobre todo al principio, no vas a poder contratar a alguien para que te lleve estos asuntos, no te va a quedar otra que aprender lo básico.

La buena noticia es que no es tan complicado

Creo que, demasiadas veces, nos ponemos la venda antes de la herida y nos imaginamos cosas terribles que luego nunca suceden.

Si nunca te has metido en ese complejo mundo de los papeles y los funcionarios que manejan los temas fiscales y los asuntos laborales, es fácil que todo eso te parezca inabordable. Pero para lo que puede necesitar un Profesional Libre, es decir, alguien que simplemente quiera empezar a monetizar el valor de su trabajo, lo cierto es que puedes empezar con cuatro cosas básicas.

No se trata de crear una estructura administrativa o una sociedad como si fueses a crear una empresa petrolífera o una línea aérea. Basta con controlar la declaración de IVA, aprender a crear y gestionar facturas y pocas cosas más. ¿Sigue siendo un aburrimiento y un pequeño dolor de cabeza? Desde luego, pero nada que no se pueda superar.



Que un papel no te frene

He hablado aquí muchas veces de que la mayor dificultad para poner en marcha nuestros propios proyectos profesionales suele ser mental, de creencias. Así que, asumir (erróneamente) que las cuestiones administrativas van a ser insuperables, es una excelente excusa para no hacer nada.

Es verdad que el papel supera a la piedra en los chinos, pero la tijera gana al papel. Así que, ponte en modo tijera y no dejes que la burocracia te impida poner en marcha lo que necesitas o, algo mejor, lo que deseas.

Cada cosa a su tiempo

Cuando animo a mis alumnos a comercializar sus cualidades, especialmente a los más jóvenes y a los que están teniendo más problemas para entrar o para reentrar en el mercado laboral, pronto ponen por delante las dificultades o potenciales problemas administrativos a lo importante de sus proyectos.

Cualquiera con mentalidad empresarial (y eso es algo que yo he tenido que adquirir) te dirá que lo primero que debes hacer es decidir qué vas a ofrecer, vender o aportar y, no sé si antes o inmediatamente después, encontrar a quienes lo deseen o necesiten. Cuando todo eso empiece a funcionar, entonces es cuando deberás empezar a preocuparte por hacer los arreglos oportunos.

Lo que debería preocuparte en un primer momento NO es si debes darte de alta como autónomo y dejar de cobrar el paro o si debes crear una sociedad anónima o limitada (eso de tener que crear una empresa es tan de nuestros padres…).

Si vas vender algo por Internet, no te quedes de piedra simplemente porque no sabes qué va a ocurrir con los impuestos si vendes en Colombia o en Filipinas. Lo fundamental es encontrar tu primer cliente y entonces vemos como cumplimos con nuestras obligaciones.

No me entiendas mal, no estoy animando a nadie a hacer cosas fuera de la ley o a trabajar en negro. No hay nadie más cumplidor que yo en estos temas. Quizás porque como no entiendo nada, prefiero no hacer cosas raras.

Lo que te digo es que, desde que tienes una idea hasta que empieza a generar ingresos (si es que lo hace), puede pasar mucho tiempo, así que cada cosa a su momento. Además de que, por ejemplo, si no me equivoco, hay un límite de ingresos que puedes generar sin tener que darte de alta como autónomo, pero mejor pregunta a quien sepa de esto.

Puedes acabar cogiéndole cariño

No me quiero venir arriba, pero supongo que si hay gente a la que le gusta tratar con estos temas, quizás tú y yo también podamos. La administración y la gestión del papeleo también tiene sus misterios que pueden ser un reto.

El uso profesional que haces de tu casa si trabajas en ella y su relación con las desgravaciones, el mundo de las subvenciones (que yo nunca he pedido) o la negociación de un préstamo con el banco pueden ser aspectos de la gestión de tu Estrategia Personal que, aunque quizás menos atractivos que establecer tus Objetivos, crear una Propuesta de Valor o dominar Instagram, puede llegar a ser estimulantes cuando le coges el tranquillo… aunque reconozco que eso todavía no me ha pasado.

Andres Perez Ortega

Foto de portada: RODNAE Productions en Pexels
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: