Por qué publico bajo licencia Creative Commons

Es este post voy a explicar por qué publico bajo licencia Creative Commons todos mis contenidos desde mis comienzos.

Cada cierto tiempo ocurre que alguna persona se pone en contacto conmigo preguntándome si puede reproducir, utilizar o citar todo o parte del contenido de alguno de mis posts o de mi libro.

Como mi respuesta es siempre la misma, he pensado que sería buena idea escribir un post específico sobre el tema al que poder redirigir cuando a alguien se le plantean estas dudas.

Creo también que es importante aclarar algunos malentendidos habituales que tienen lugar con este tipo de licencias y, más concretamente, en relación con qué permiten hacer y qué no.

Y, por supuesto, como firme creyente en la bondad de esta fórmula para socializar el conocimiento, me gustaría aportar mi granito de arena a su difusión.

Creative Commons y yo

No recuerdo muy bien qué me llevó a tomar la decisión de publicar todas mis obras bajo licencia Creative Commons, pero sí recuerdo que fue amor a primera vista.

El caso es que en el pie de todas las páginas de este blog puedes encontrar un texto que dice:

«Todo el contenido de Óptima Infinito, el Blog de José Miguel Bolívar, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento – Compartir bajo la misma Licencia). 2008-2021 José Miguel Bolívar – Algunos derechos reservados».

También verás un texto similar en los pies de los blogs de los nodos de OPTIMA LAB, un proyecto de red productiva del que, como probablemente ya sepas, soy creador e impulsor.

De manera análoga, en mi libro Productividad Personal, aprende a liberarte del estrés con GTD® aparece lo siguiente:

«José Miguel Bolívar apoya el movimiento CopyLeft y, en concreto, el uso de licencias Creative Commons, bajo las cuales publica todas sus obras. Las licencias Creative Commons estimulan la creatividad, defienden la diversidad y el conocimiento abierto, promueven la libre expresión y el acceso a la información y favorecen una cultura viva al alcance de todos. Esta obra está publicada bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA 4.0 Internacional, por lo que puedes copiar, distribuir y comunicar públicamente su contenido, siempre que especifiques el nombre del autor, que no lo hagas con fines comerciales y que no alteres, transformes o generes obras derivadas distintas a partir de él».



Qué es eso del Creative Commons

Por defecto, cuando una persona crea una obra, conserva para sí todos los derechos sobre ella.

Esto significa que no puedes hacer nada con esa obra (legalmente, se entiende) sin permiso de la persona autora de la misma.

Lo que hacen las licencias Creative Commons es autorizar determinadas actividades sobre la obra sin necesidad de obtener permiso previo por parte de la persona autora, ya que el permiso está concedido de antemano.

Por ejemplo, las licencias Creative Commons te pueden autorizar a reutilizar todo o parte del contenido, modificarlo para generar obras derivadas o incluso comercializar dichas obras derivadas. Lógicamente, qué puedes o no hacer va a depender del tipo concreto de licencia.

Por ejemplo, si eres una persona muy observadora, te habrás dado cuenta de que hay una pequeña diferencia entre las licencias Creative Commons de mi blog y de mi libro.

En concreto, la licencia de mi libro es Atribución-No Comercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (BY-NC-SA 4.0 Internacional) y la de mi blog es Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional (BY-SA 4.0 Internacional).

La única diferencia entre ellas es que la licencia del libro no permite crear ni comercializar obras derivadas mientras que la del blog sí lo permite (siempre que se cumpla con los términos de la respectiva licencia).

El motivo de esta diferencia es que el blog es mío y le pongo la licencia que quiero mientras que el libro era un proyecto conjunto con una editorial, por lo que negociamos para encontrar una fórmula que nos convenciera a ambas partes.

Qué puedes hacer y qué no con mis contenidos

Un error habitual es pensar que las licencias Creative Commons te dan derecho a hacer lo que quieras con los contenidos publicados bajo ellas. Nada más cierto de la realidad.

A mí no me gusta el Copyright porque creo que el valor del conocimiento es lo que tú sabes hacer con él y cómo lo haces.

Por eso creo que es una buena idea facilitar ciertos usos de los contenidos siempre que se cumplan determinados requisitos.

Porque esto no va de que la gente haga lo que quiera con las obras de otras personas, sino de fomentar la generación de conocimiento respetando y valorando a su vez el trabajo ajeno.

En concreto, las licencias Creative Commons que utilizo te permiten usar y compartir mis contenidos. En el caso del blog, también puedes crear obras derivadas y comercializarlas.

Ahora bien, las licencias te permiten esto sólo si cumples con sus términos. En caso contrario, estarás actuando ilegalmente.

En concreto, ambas licencias te obligan a citarme a mí como autor de la obra y a enlazar al contenido original. No vale lo uno o lo otro, tienen que ser ambas cosas.

También te obligan a compartir bajo la misma licencia. Es decir, lo que utilices o generes queda automáticamente bajo la misma licencia que estaba el contenido original.

En resumen, puedes copiar, citar, generar obras y comercializarlas (esto último sólo con los contenidos del blog) siempre que al hacerlo:

  1. Me cites como autor del contenido original.
  2. Enlaces al contenido original.
  3. Compartas bajo la misma licencia (BY-SA 4.0 Internacional en el caso del blog y BY-NC-SA 4.0 Internacional en el del libro).

Espero que el post te haya resultado útil y te haya ayudado a tener un poco más claro por qué publico bajo licencia Creative Commons y qué implicaciones tiene.

Jose Miguel Bolivar

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: