Tips para sacar el mayor partido a Trello, su dualidad como herramienta para la gestión de ventas y de clientes

Entre las mayores preocupaciones, tanto de las grandes empresas como de pequeños negocios, se encuentra la dificultad para ordenar tareas y proyectos. Además, a este problema se le suma la necesidad de agilizar y proveer el seguimiento de todas las labores, sobre todo, de una manera mucho más visual. Es por ello, que cada vez son más multinacionales y empresas emergentes las que se decantan por emplear herramientas de planificación, gestión y organización como, por ejemplo, Trello, uno de los organizadores de tareas más visuales que se configura como un tablero sencillo e intuitivo.

Aunque cada vez, esta herramienta, cobra más importancia en el ejercicio del día a día de las empresas, todavía existen algunas funciones que son tan conocidas y que nos permiten adaptar a nuestra dinámica de trabajado todos los recursos para una organización óptima de todas nuestras tareas. Si bien, nos va a permitir gestionar varios proyectos con diferentes clientes, planificar todas nuestras acciones internas, optimizar nuestro modo de trabajo y además, simplificar la administración de nuestro negocio.

En este mismo sentido, el éxito de todo negocio se esconde en la capacidad del mismo para generar oportunidades de ventas y convertirlas en ventas reales. Por esta razón, es fundamental contar con los instrumentos adecuados para la gestión de un negocio, pero no solo eso, también es una prioridad conocer a fondo todo lo que nos pueden ofrecer. ¿Cómo podemos sacarle el mayor partido a Trello como plataforma de gestión de ventas y de clientes?



Trello se compone de tres elementos fundamentes tableros, listas y tarjetas, pero además, podemos integrar otras aplicaciones y servicios con los que podremos concentrar todos los datos en una plataforma única, como por ejemplo, CRMBLE, el Power-up de Trello que lo convierte en un CRM. Se trata, sin duda, de la aplicación definitiva para potenciar el rendimiento de nuestro negocio, ¿te preguntas cómo? La respuesta es muy sencilla, convirtiendo labores arduas en una gestión de lo más sencilla en la relación con nuestros clientes. Además, funciona como un sistema de gestión interna y es un elemento clave que se convertirá en uno de los motores del equipo.

La herramienta de CRM como pieza clave de la gestión de proyectos nos va a permitir aplicar una forma de trabajo estratégica de lo más eficiente, dotando al proceso de seguimiento de oportunidades potenciales no solo en cuanto a las ventas si no, también, en todo lo que se refiere a los embudos comerciales:

1. Reorganiza la distribución de listas
2. Agrega campos para incluir detalles de contacto en las tarjetas
3. Crea reportes perfectamente accesibles en el que se reflejan todos los datos del embudo de ventas.

Para concluir, las herramientas de gestión de proyectos están muy presentes en el día a día de todas las empresas y ya se están convirtiendo en uno de los principales canales para la planificación, control y desarrollo de cualquier tarea. Principalmente, porque se adapta a nuestras necesidades y solicitudes, nos permite tener el control integral de cualquier proceso, así como, llevar un seguimiento y coordinarnos con el equipo y los clientes. Se trata, sin duda, del software más versátil y multifuncional.

Antonio Panea, CEO y Fundador de CRMBLE

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: