¿Cómo elegir el VPS correcto para tu blog?

Emprender la creación de un blog es una tarea que, bien realizada, puede brindar muchos beneficios a ti y a tu negocio. Para empezar con el pie derecho, es importante tomar en cuenta la infraestructura tecnológica que elijas para el proyecto. En el caso de hoy nos centraremos en el VPS correcto para tu blog

¿Qué es un VPS? 

Para quienes no se encuentran familiarizados con el término, un VPS es un Virtual Private Server. ¿Qué quiere decir esto?, pues que dentro de un servidor de hosting se crea un servidor privado, pero solo de manera virtual. También es conocido como VPS Cloud. 

Este es un método que se ha desarrollado para que los proyectos alojados en los servidores, que no cuenten con el ingreso suficiente para contratar un servidor privado, puedan disfrutar de los beneficios que puede ofrecer el servidor privado sin aumentar considerablemente los costos. 

Dicho método se implementa para que el proyecto que alojas no sufra una pérdida de calidad en su servicio, ya que otros sitios alojados en el mismo servidor consumen los recursos y pueden ralentizar tus sitios web. Esto ocurre con frecuencia cuando contratas un servidor compartido.

Ahora que ya sabes de qué se trata, veamos cómo elegir el mejor VPS para tu blog. 

¿Cómo identificar un buen hosting VPS para tu blog? 

Aquí te presentamos algunas características básicas a tener en cuenta a la hora de buscar un VPS para tu blog: 

1. Elige un servidor local

Muchas veces, la elección del servicio de VPS se da más por el nombre de la marca de la empresa de servicio que por la calidad real o la ubicación de la empresa de hosting. 

Es común, por ejemplo, que se elijan servidores de Estados Unidos por la simple creencia de que eso brindará un servicio superior.  Pero esto no es necesariamente cierto.

Debes tener en cuenta que un servidor local podría proveerte de una mejor velocidad de carga para tu sitio y lo mejor de todo que a un precio en moneda local.



2. Verifica la optimización de memoria y almacenamiento

Debes verificar que el hardware del servidor cuente un SSD de alto rendimiento, además de contar con un gran espacio de almacenamiento. Esto permitirá utilizar bases de datos distribuidas y análisis de datos en el servidor. 

En cuanto a la memoria, lo ideal es que el servidor cuente con un tamaño óptimo de RAM. Dependiendo del proyecto que se quiera alojar, puede partir de los 4 GB. Para un uso intensivo, es recomendable partir de los 16 GB. 

3. Soporte técnico

Aunque los hostings estén actualizados con lo último en sistemas operativos y antivirus, los errores o -en el peor de los casos- los hackeos aún son factores que pueden afectar a tu sitio. 

Un soporte técnico atento es fundamental para poder resolver las emergencias que puedan surgir. Es ideal que el servicio se encuentre disponible las 24 horas los 7 días de la semana. 

El Nuevo Entrepreneur

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: