Cómo reducir el tamaño de las fotos y optimizar imágenes

Después de sentar las bases para entender el trabajo con fotos e imágenes en los anteriores artículos, este artículo inicia la parte que se centra su tratamiento.

Aquí veremos cosas como la reducción de su tamaño con el fin de que se encuentren optimizadas para ser utilizadas en la Web o para ser compartidas por otros medios como, por ejemplo, el correo electrónico.

Como se ha comentado en los artículos previos, uno de los principales problemas a la hora de trabajar con fotos e imágenes lo suponen en la actualidad las enormes resoluciones con las que trabajan por defecto las cámaras digitales.

Reducir el tamaño de las fotos (las dimensiones de las imágenes)

Éstas resoluciones resultan enormemente exageradas usos normales en la Web penalizando innecesariamente mucho los tiempos de carga/descarga, envíos por correo electrónico, provocando rechazos de los correos que las adjuntan, etc.

Por tanto hay que examinar si las dimensiones de la imagen se ajustan a un valor razonable, como regla general se puede asumir un tamaño máximo en torno a 1 millón de puntos o lo que es lo mismo 1 megapixels.

Esta cifra nace del hecho de que los formatos entre 1024×768 y 1440×900 puntos son los formatos de pantalla de ordenador más habituales en la actualidad, de modo que las imágenes que se vayan a utilizar en la Web deberían tomar estos valores máximos como referencia.

En torno a estos valores ya suele ser relativamente fácil mantener tamaños menores de 200kbytes, aunque esto es una orientación muy a groso modo ya que según la complejidad de la imagen puede variar mucho.

En cualquier caso, un tamaño en torno a este valor empieza a ser bastante razonable para su uso en Web.

Ajustar el nivel de calidad de la imagen

El siguiente paso es la revisión del nivel de calidad de las imágenes, para ello se puede trabajar fundamentalmente en dos líneas: en formatos con compresión con pérdidas como JPG, aumentar la compresión a cambio de pérdida de calidad y la reducción de colores.

Las primeras veces puede resultar tedioso porque hay que probar hasta dónde se puede llegar a reducir la calidad para mantener un resultado aceptable y en qué medida se consigue reducir el tamaño de una imagen, pero después de unas cuantas veces se intuye fácilmente y ya se convierte en una tarea fluida.

Un caso especial es la reducción del número de colores, esto es útil, sobre todo, para casos especiales la creación de un logotipo.

Una imagen así puede que tenga suficiente, por ejemplo, con 3 o 4 colores. En un formato GIF supone utilizar solamente 2 bits frente a los 8 bits que utilizaría normalmente, reduciendo así el tamaño 4 veces más.

La reducción de colores ya entra en el tratamiento avanzado de imágenes, requiere herramientas avanzadas y se sale del alcance de este artículo, en este enlace y en éste se aborda más a fondo.



Ejemplo práctico

En la práctica suele ser suficiente con reducir el tamaño y un poco la calidad para conseguir buenos resultados. Para hacerlo vamos a ver dos vías: una herramienta generalista, Picasa de Google, y una herramienta especializada, FastStone Photo Resizer. Ambas herramientas son gratuitas y de muy buena calidad.

Picasa está muy pensada para las necesidades de los usuarios “normales” de la Web que quieren hacer un poco de todo como lo son las tareas aquí discutidas o cosas como corregir el efecto de “ojos rojos” (se tratará en los artículos siguientes) en las fotos, pero sin llegar a realizar tratamientos profesionales a sus imágenes.

FastStone Photo Resizer es un ejemplo de una herramienta especializada que tiene muchas más posibilidades y matices para la reducción y optimización de imágenes, pero, por otro lado, no su funcionalidad se limita estrictamente a esto.

Algunos vídeos prácticos

Y ahora, para pasar de la teoría a la práctica, te dejamos algunos vídeo-tutoriales de Ciudadano 2.0 que te enseñan como reducir el tamaño de las fotos o cualquier otra imagen digital y alguna cosa más como una manera de eliminar de forma totalmente automática y en segundos el efecto de los ojos rojos en las fotos.

En el vídeo que viene a continuación se explica se explica cómo reducir el tamaño de una imagen sin tener que instalar ningún programa gracias a la herramienta de edición de imágenes digitales online Pixlr:

En este otro vídeo te enseña cómo hacerlo con Picasa, que además, a diferencia de Pixlr, permite la reducción del tamaño de imágenes por lotes de una sola tacada. Pero a cambio, te tienes que instalar el programa:

Y en este último vídeo, te enseñamos cómo puedes corregir  de manera automática el efecto tan feo de los ojos rojos en las fotos tanto en Picasa como Pixlr:

Colección de herramientas

Terminamos este artículo con una colección de herramientas para acometer las tareas anteriores.

Las tareas básicas de reducir las dimensiones de una imagen individual o cambiar su formato se pueden realizar normalmente con las herramientas que trae el propio sistema operativo como lo pueden ser Paint en el caso de Windows o iPhoto en el caso de Mac OS X.

En los siguientes enlaces se pueden ver dos vídeos con un ejemplo de cómo utilizar el programa Paint para ello y otro vídeo de iPhoto que permite hacer lo mismo de una manera similar a Paint.

Herramientas para instalar en el ordenador

Por otra parte hay una enorme cantidad de herramientas libres de edición de imágenes y gratuitas muy buenas, tanto para el sistema operativo Windows, como para Mac OS X y para Linux.

El ejemplo clásico es GIMP, una herramienta que se lleva posicionando desde hace tiempo como alternativa profesional a Photoshop.

En el caso de querer centrarse solamente en la reducción y optimización de imágenes, la mejor opción y la más sencilla para el usuario son las herramientas especializadas.

En este sentido, ya hemos hablando un poco más arriba en este post de la aplicación FastStone Photo Resizer que permite hacer todo lo que se ha mencionado en este artículo, incluida la reducción de la profundidad del color y más cosas, y lo permite hacer todo por lotes.

Otra opción recomendable, centrada en la optimización de las imágenes, es la herramienta Radical Image Optimization Tool.

Aunque esta herramienta también puede trabajar con lotes de imágenes destaca por lo práctico que resulta que visualiza sobre la marcha el nuevo tamaño de fichero de la imagen mientras que se van ajustando los parámetros de optimización.

Herramientas en la nube

Existen también herramientas en la nube (es decir, que se usan desde un navegador) como ésta que son extremadamente sencillas y cómodas de utilizar, dan buenos resultados y evitan al usuario la instalación de un programa.

También las hay que permiten trabajar con lotes de imágenes y descargar las imágenes modificadas como fichero comprimido como ésta. En este enlace y en este otro se puede encontrar una lista de este tipo de herramientas en la nube.

De hecho, en la actualidad son las herramientas que mas utilizamos, concretamente estas dos:

  1. Picresize: Es una herramienta online que permite cambiar las dimensiones en pixeles de las imágenes. Fundamental para bloggers y cualquier autor de una web porque la gente sigue pecando de subir imágenes excesivamente grandes a sus webs con los consiguientes problemas de consumo de espacio, lentitud de la página, etc.
  2. TinyPNG: Esta herramienta online reduce el tamaño de fichero de imágenes JPG y PNG optimizándolos, sin reducir las dimensiones en pixeles de la imagen. Funciona muy bien y consigue reducciones realmente muy importantes, no son pocas las veces que nos ha permitido reducir el tamaño de fichero una cuarta parte sin ninguna pérdida de calidad apreciable.

Un artículo escrito por

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: