Este ‘tiktoker’ gana 32.000 euros al mes por echarse a dormir en su cama y esperar a que sus seguidores le interrumpan con música y luces de neón

A las 11 de la noche de un día cualquiera, cuando la mayoría de la gente se está preparando para irse a dormir, Jakey Boehm empieza su jornada laboral. Entra en TikTok, se conecta en directo y empieza el show.

Boehm es un tiktoker australiano de 28 años. En concreto es lo que se denomina un ‘sleepfluencer‘, un creador de contenido que se filma mientras duerme —o intenta dormir— ante miles de seguidores en tiempo real. Los fans, por su parte, hacen lo que pueden para mantenerlo despierto.

Boehm ha ganado muchísimo dinero gracias a sus fans desde que empezó a emitir en directo en marzo. En mayo, ganó 34.000 dólares (unos 32.000 euros) con TikTok Live, según las capturas de pantalla de su cuenta de creado que ha podido ver Business Insider.

«Es un dinero que cambia la vida», cuenta. «La primera semana gané unos 5.000 dólares, y ahí fue donde pensé ‘Esto es grande, puedo hacer algo realmente loco aquí'».

Esta tendencia de retransmitir durante las horas de sueño no es nueva ni en TikTok ni en otras plataformas parecidas. Los creadores llevan haciendo este tipo de contenido en plataformas de streaming como Twitch desde hace años.

Algunos influencers del sueño simplemente colocan sus teléfonos junto a sus camas y cierran los ojos, esperando que sus seguidores les envíen regalos y charlen entre ellos mientras descansan. Otros, como Boehm, gamifican la idea de dormir en directo creando oportunidades para que sus seguidores intenten despertarlos.

Boehm programó un script que lee el chat de sus directos para activar diferentes sonidos o encender elementos de distracción en su habitación cuando recibe un «regalo». Un regalo enciende luces de neón, por ejemplo, mientras que otro enciende música a todo volumen.



Al cabo de un mes, ganaba tanto dinero que dejó de trabajar por cuenta propia como desarrollador web y se dedicó a transmitir a tiempo completo. Ahora tiene unos 400.000 seguidores y trabaja 49 horas a la semana, saliendo en directo todas las noches de 11 de la noche a 6 de la mañana.

Cómo Boehm utiliza los regalos de TikTok para gamificar su sueño

Utilizando la función de regalos de TikTok, Boehm ha creado un elaborado sistema para que los usuarios perturben su sueño, y le ayuden a ganar dinero.

Asigna una distracción diferente a cada regalo que recibe y lo desglosa con una llave que cuelga sobre su cama. Si un espectador le regala un icono de una gorra, por ejemplo, sonará un ruido que imita a los agentes del FBI llamando a su puerta; un regalo de un pato provocará un graznido. Cuanto más grande sea el regalo, más fuerte —y más larga— será la interrupción.

Los regalos son una de las herramientas de monetización de los directos de TikTok.

Los regalos tienen varias formas, como una rosa, un frasco de perfume o un donut. A cada regalo le corresponde una cantidad determinada de monedas. Una rosa, por ejemplo, cuesta actualmente una moneda, mientras que un frasco de perfume cuesta 20 monedas.

Los usuarios pueden comprar monedas a cambio de dinero y utilizarlas para comprar los distintos regalos para los directos. Esos regalos se convierten en diamantes que el streamer acumula y puede canjear por dinero. Exactamente, cuánto dinero valen esos diamantes —y qué porcentaje de los regalos se lleva TikTok— es todo una incógnita.

Boehm ha conseguido mantenerse entre los 50 mejores streamers de TikTok Australia durante las últimas 5 semanas, y en la semana del 6 de junio estuvo entre los 30 primeros, con un total de 634.000 espectadores en 7 días.

«Me encanta mirar durante horas para ver si los grandes y caros regalos se disparan», escribe a Business Insider en un mensaje directo Toni Rice, un espectador habitual de los vídeos de Boehm. «No se ven a menudo en TikTok. Siempre es increíble de ver, y la sala se vuelve loca también». 

Boehm no es el único que atrae a los espectadores. Los influencers del sueño de TikTok @omg_letmesleep @best.olty, que siguen un formato interactivo similar, también tienen un seguimiento impresionante. (Business Insider no ha podido contactar con ellos para que hagan comentarios).

Pero no todos los sleepfluencers son iguales, y algunos, como Eliza Diaz, una streamer de 23 años con unos 422.000 seguidores en TikTok, simplemente se graban a sí mismos durmiendo en un esfuerzo por ayudar a otros a relajarse.

«Al igual que cuando bostezas y provocas un bostezo en otra persona, es lo mismo», comparte Diaz. «Cuando ves a alguien durmiendo, hace que te canses y te quedes dormido».

Convertir en hábito la interrupción del sueño para los seguidores podría ser una mezcla de cosas buenas y malas, escribe la Dra. Sophie Bostock, científica de la salud del comportamiento, en un correo electrónico a Business Insider.

«La interrupción del sueño podría conducir a la excitación condicionada, donde su sueño se vuelve más ligero a medida que el cerebro aprende a anticipar las interrupciones», escribe. «Supongo que la otra cara de la moneda es que si este comportamiento genera seguridad financiera, y te preocupas menos por pagar las facturas, podría tener impactos positivos en el sueño cuando estás lejos de la cámara».

Ese dinero —y ver crecer su audiencia— ha motivado a Boehm a mantener su inusual horario de sueño, al menos por ahora.

«En cierto modo disfruto haciéndolo. Ver crecer la página de forma tan constante me da mucha alegría», dice. «Es casi como una adicción, en realidad, solo tratas de llegar a la cima todo el tiempo».

Marta Biino

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: