La carrera de la rata

Son muchas las personas que a día de hoy se encuentran inmersas en lo que llamamos la carrera de la rata: por muchos esfuerzos que hagan, siempre van corriendo de un lado a otro para pagar sus deudas y facturas a fin de mes en un ciclo que se repite una y otra vez.

¿Has visto en alguna ocasión a los hámsters que por mucho que corran dentro de la rueda que tienen en la jaula siempre siguen en el mismo sitio? No importa el esfuerzo que hagan o lo rápido que se muevan porque no cambian de lugar. Pues en eso consiste precisamente este concepto popularizado por Robert Kiyosaki,

Muchas personas pasan todo el mes trabajando para pagar sus compromisos, corriendo a toda velocidad -como el hámster- para poder cumplir con los pagos del alquiler, hipoteca, suministros o alimentación para descubrir al final del mes que se han gastado todos los ingresos del mes, de manera que tienen que seguir corriendo a toda velocidad.

Y esto, que desafortunadamente le sucede a una gran parte de la población, se debe a distintos motivos:

1. Cuentan con escasa o nula educación financiera. Por lo que no son plenamente de las consecuencias de sus actos.

2. Solo cuentan con una fuente de ingresos. De esta manera provocan que sus ingresos dependan exclusivamente al número de horas que dedican a su única fuente. Si dejan de trabajar, los ingresos se detienen.

3. Emplean los ingresos para gastos y para comprar pasivos. Y no para construir fuentes de ingresos adicionales por lo que sus situación se va agravando paulatinamente. Lo peor es que no son conscientes de que esta situación tiene remedio.

4. Gastan más de lo que ganan. Teniendo que recurrir entonces a lo que en IPP llamamos “deuda mala”. Es decir, aquella por la que tienes que pagar los intereses de tu propio bolsillo. La situación por tanto, se sigue agravando



Pero lo más importante, ¿cómo podrías empezar a planificar la salida de la carrera de la rata?

El primer paso es no gastar, bajo ningún concepto, más de lo que ganas. Y para ello es fundamental que establezcas un presupuesto mensual de ingresos y gastos que además debes seguir con especial atención.

Lo segundo que debes hacer es comenzar a construir fuentes de ingresos pasivos. Es decir, hacer trabajar a tu propio dinero para que mes a mes te ofrezca un rendimiento que no dependa en exclusiva de la cantidad de horas que emplees en ello.

Invierte en educación. Tal vez una de las claves más importantes y que debes tener en cuenta si quieres mejorar tu situación económica. El dinero es una herramienta y, como tal, debes aprender a utilizarla. Invertir dinero en educación es sin duda una de las mejores inversiones que puedes hacer con tu dinero y nosotros te invitamos a incorporar el concepto del diezmo educativo: destinar cada mes el 10% de tus ingresos en educación.

Jamás incurras en deuda mala. No debes huir de cualquier tipo de deuda. En efecto, existe deuda buena -aquella en la que los intereses son pagados por un tercero- y es esta precisamente la que puedes permitir incorporar en tu vida. Jamás aquella que debas pagar de tu bolsillo.

Y para cerrar la entrada te dejamos con este fragmento de Poder contra fuerza”de David R. Hawkins.

Los paradigmas restringidos de la realidad son globales en sus efectos. Por ejemplo, nuestros estudios de los llamados “pobres” han hecho evidentemente que la “pobreza” no es tan sólo una condición financiera, sino que los “pobres” también son pobres, en otras áreas de la vida, pobres en amistades, pobres en habilidades verbales, pobres en educación, pobres en comodidades, pobres en recursos, pobres en salud, pobres a nivel global, y pobres en felicidad.
La pobreza, entonces, puede ser vista como una cualidad característica de una autoimagen limitada, la cual resulta entonces en una escasez de recursos. No es una condición financiera, sino un nivel de conciencia. [Poder contra fuerza, de David R. Hawkins]

¡Gracias por leer el post y compartirlo!

El Equipo de Instituto Pensamiento Positivo

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.