Lorem ipsum dolor sit amet ¿Lo pillas?

Si eres diseñador o trabajas en una agencia de publicidad, seguro que sí.

Este trozo de texto se usa como ficticio para maquetar y rellenar huecos y luego se sustituye por el texto definitivo.

Es legendario y también motivo de chistes y bromas infinitas en el mundo de la publicidad y el diseño.

¿Y bien?

¿Por qué te cuento esto?

Te pongo un ejemplo sacado de Google para que lo entiendas.

Fuente: Google

Vale.

¿Qué problema hay con poner Lorem Ipsum en este proyecto, por ejemplo?

Dos.

El primer problema es que, cuando un diseñador o una agencia plantea así un proyecto web, ese proyecto nace muerto.

Sí. Tal cual.

Te digo el porqué.

Si quieres crear un negocio online tienes que crear unos textos copy orientados a conseguir los objetivos planteados. Pueden ser varios:

La venta pura y dura
La suscripción a tu newsletter
La descarga de tu lead magnet

¿Cómo se logra eso a través de los textos?

Con lenguaje y estructuras persuasivas.

Tienes que coger de la mano a tu usuario y llevarle despacito y con cariño a que vaya leyendo unos textos que están preparados para llevarle a la acción que tú quieres que haga.

Para eso hay unas fases que hay que seguir, ciertos mecanismos o hacks psicológicos que hay que trabajar, adjetivos que ayuden a construir una imagen mental en su cabeza, verbos que le lleven a la acción…

En fin, que hay que seguir una secuencia.

Y si te dan un hueco limitado para poner el texto, es imposible que consigas resultados.

¿Por qué?

Simplemente porque no te va a caber, o no va a permitir crear el orden de lecturas, la jerarquía de la información.

Ya dirás, pero es que toda la vida se ha hecho así.

(O sea, al revés).

Y aquí viene el segundo motivo por el que crearás un proyecto condenado al fracaso.

¿Tiene sentido hacer las webs en 2021 igual que en el año 2001?

Esta pregunta que te hago yo a ti, se la debes hacer tú a tu cliente si alguien le plantea iniciar así el proyecto web.

¿Internet funciona igual hoy que hace 20 años?

¿El consumidor se comporta igual hoy que hace 10 años?

¿El algoritmo de Google es el mismo hoy que hace 5 años?

No.

No.

Y no.

Entonces, ¿es lógico trabajar una web hoy igual que hace 20, 10 o 5 años?

No.



Si eres copy sabes que hay que redactar los textos primero y, una vez que los valida el cliente, pasan al diseñador, que debe comenzar el diseño en ese momento.

No antes.

Si estás leyendo este email y eres diseñador, posiblemente me estés cogiendo manía. Pero, en realidad, lo que te estoy contando te da la clave para plantear trabajos que den mejores resultados a tus clientes.

Y si eres un emprendedor o tienes un ecommerce posiblemente o me estés odiando a mí o la empresa que te ha hecho el proyecto.

En cualquier caso, mira el lado positivo.

Tienes desde ya la oportunidad de pivotar y poner en marcha un proyecto orientado a la conversión.

Porque las ventas se generan una vez que has captado la atención del usuario y que le has demostrado que, con tu producto o servicio, va a solucionar el problema o necesidad que tiene.

Y eso solo se consigue con las palabras.

Ni con fotos chulas, ni con un diseño de premio.

Con las palabras.

¿Te estoy diciendo que tengas una mierda de fotos?

No.

¿Te estoy diciendo que vale con cualquier diseño web chungo?

Ni mucho menos.

De hecho, adoro la fotografía (he hecho muchísimas producciones fotográficas) y también adoro el diseño, para mí aporta valor en todos los aspectos de la vida.

El diseño debe estar cuidado y las imágenes deben ser de calidad y apoyar al texto.

Todo debe estar coordinado y ser coherente con el proyecto.

Pero no se puede empezar la casa por el tejado.

Beatriz

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: