Estrategia Personal. Montar tu tienda

Me quedé sin empleo en febrero del 2004, puse en marcha mi primera web profesional un par de meses después y en diciembre creé mi blog que llevo alimentando desde hace diecinueve años.

Las cosas han cambiado mucho desde entonces. En aquellos años éramos pocos los que compartíamos contenidos con regularidad. Todavía no existían las Redes Sociales y los que estábamos en aquello sentíamos que participábamos en algo apasionante.

Poco a poco La Red se fue poblando. Las posibilidades de publicar se multiplicaron y el efecto positivo y diferenciador de publicar contenidos se iba diluyendo. Hoy podría decirse que «estar en Internet» ya no sólo no es un elemento de prestigio sino que en muchos casos puede ser contraproducente.

Muchos de los que empezaron con fuerza generando contenidos valiosos fueron cayendo o sucumbiendo a Redes Sociales que tuvieron su momento de gloria, pero terminaron su ciclo de vida y desaparecieron.

Esas redes se llevaron por delante a quienes abandonaron su blog, «su casa virtual» y pusieron en esa cesta todos sus huevos dejándose seducir por la facilidad de uso y por el espejismo de conseguir muchos seguidores.

Mientras tanto, sin dejar de cumplir con mi rutina de publicación, iba generando opciones para monetizar como Profesional Libre. Libros, conferencias, charlas, talleres, asesorías,…

El problema es que cada una de esas posibilidades de compartir mis ideas y de generar ingresos tiene algún punto débil.

Los contenidos

Los libros proporcionan prestigio, pero son lentos de producir, pueden quedar obsoletos antes de salir a la venta y nunca contarán todo lo que quieres.

Hablar en público, la formación o lo que yo llamo Medio Alcance es una forma estupenda de compartir tus ideas, pero cada evento es diferente y llegas a un grupo más o menos reducido de gente. Además, como método para ganar dinero, depende demasiado de las circunstancias, no tienes el control. Y puede llegar a generar problemas como vimos cuando la pandemia.

Los cursos online en plataformas de terceros como Udemy o Hotmart te hacen perder mucha flexibilidad y ponen tus contenidos en manos de otros.

Lo que alguien como yo necesita, con gigas y gigas de información para compartir, es un medio o un canal que me permita subir todo eso con flexibilidad, sin limitaciones y manteniendo el control.

La tienda

Así que, hay que buscar otras opciones que permitan superar esos problemas. Llevo meses, demasiados, buscando la mejor forma de evitar las pegas de todos esos formatos. He probado varias herramientas y plataformas.

Por ponerte algunos ejemplos, he tratado de tener el control utilizando Plugins de pago de WordPress como Memberpress y similares. Lo he intentado con plataformas como Teachable. Y he investigado muchas otras opciones. Pero todas tenían alguna pega. Ah, y las que te parecen mejores no son precisamente baratas.

Dudas sobre la redacción correcta de los textos sobre la LOPD o la privacidad, la sensación de que algo tan delicado como las plataformas de pago estén bien configuradas, el miedo a la seguridad o algo tan «tonto» como las limitaciones en el diseño poco a poco van minando tu confianza.

Pero si hay algo que tiene Internet es que hay soluciones para todo y cuando ya vas a tirar la toalla acabas descubriendo (o redescubriendo) algo que te va a servir.

La respuesta (al menos la mía)

Lo bueno de cometer tantos errores es que cada uno de ellos te enseña algo. Y con el tiempo adquieres unos conocimientos muy claros de lo que buscas y también de lo que no quieres.

Y eso me llevó a redescubrir una plataforma que utilicé hace algún tiempo como experimento. Se llama Payhip.com. No pretendo hacer un análisis sobre esta herramienta ni trato de decir que sea la mejor del mundo. Eso va a depender de las necesidades de cada cual. Sin embargo, como plataforma para un Profesional Libre «normal», creo que tiene todo lo que puede necesitar.

Como te digo, no quiero hacer un «review» sobre Payhip porque para eso puedes encontrar mucha información en La Red. Pero si echas un vistazo verás que tiene casi todo lo que puedes querer de un sitio en el que vender lo que tienes en tu cabeza.

  • Te da la opción de monetizar tus productos digitales y/o físicos, suscripciones, cursos o incluso asesorías o sesiones de coaching.
  • No te pide un pago, sólo una comisión por ventas.
  • Te proporciona una forma sencilla de crear algo visualmente atractivo.
  • Te evita preocuparte por la seguridad de los pagos, las cuestiones legales, incluso el pago de IVA.

Así que, sólo tienes que preocuparte de lo importante, de lo tuyo. Crear contenidos valiosos en el formato que más te guste.

Y en eso estamos. Si quieres echar un vistazo a lo que puesto en marcha, puedes entrar aquí. De momento he rediseñado varios documentos de pago y he creado un curso de más de 10h (gratis de momento) en el que explico la filosofía de los Profesionales Libres y los Proyectos Paralelos.

Todavía estoy haciendo ajustes, pero tengo claro que esa va a ser mi tienda en los próximos meses o años.

Y esto sólo es el principio.

Andres Perez Ortega

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *