El poder de las palabras: cosechas lo que siembras…

No era algo que estuviera entre mis cuentas, pero finalmente sucedió. Y te confieso que no es…