Alquilo casas a estrellas como Nadal, Federer o las hermanas Williams durante Wimbledon por hasta 17.500 euros la semana: así es mi día a día

Wimbledon Village cobra vida durante el campeonato. Del 27 de junio al 10 de julio, los escaparates de las tiendas se llenan de adornos con pelotas de tenis hechas con flores —banderas moradas, verdes y blancas colgadas en los portales— y en los cafés puedes encontrarte con los mejores jugadores de tenis del mundo.

Cada año convenzo a 150 inquilinos para que se vayan durante esta época, y así poder alquilar sus viviendas a jugadores, patrocinadores y medios de comunicación.

He llegado a alquilar casas a tenistas como Rafa Nadal, Roger Federer y las hermanas Williams para el Grand Slam.

Dirigir mi propia empresa es difícil, pero con clientes como los que tengo mi trabajo no se hace pesado

Hay que pensar rápido para resolver bien los problemas. Por suerte eso se me da bien.

Los propietarios suelen tomarse un par de semanas de vacaciones mientras yo alquilo sus casas por 15.000 libras (cerca de 17.500 euros) a la semana durante ese tiempo. Como dirijo la empresa desde 1993, algunos propietarios repiten, por lo que he alquilado algunas casas durante los últimos 20 o 25 años.

Empiezo a trabajar en enero alquilando casas privadas en Wimbledon Village, cerca del All England Club, para el torneo. Los medios de comunicación suelen ser los primeros en reservar, porque saben que van a venir, pero los jugadores suelen hacerlo a finales de mayo, ya que pueden no saber hasta el último momento si tienen una plaza en el torneo.

Los tenistas son muy supersticiosos, y si les ha ido bien en el torneo, querrán alquilar la misma casa que el año anterior, ya que creen que les dará suerte. Pero si no les ha ido muy bien, no querrán volver a ver esas 4 paredes nunca más.



Alquilo casas con estética moderna porque los tenistas son jóvenes

Los tenistas no quieren alojarse en la casa de su abuela que está llena de antigüedades. Buscan cuartos de baño modernos, una habitación grande que cuente con un gran televisor y una buena conexión wifi.

La casa que terminan alquilando depende de quién les acompañe. Si se trata de un jugador de alto nivel con un gran equipo formado por un mánager, un masajista y un entrenador, querrán una casa unifamiliar de 6 habitaciones, con jardín, y cerca del lugar en el que se celebra el torneo.

Los jugadores que no llevan un equipo tan grande eligen una casa privada más pequeña en Newstead Way o Somerset Road.

Un piso de una habitación en Wimbledon Village se puede llegar a alquilar por 1.880 libras a la semana (unos 2.200 euros), mientras que una casa de 6 habitaciones que se encuentra a 10 minutos a pie del torneo se puede alquilar por 10.000 libras a la semana (casi 12.000 euros). El propietario me paga una comisión del 15% sobre el alquiler bruto.

Hay propiedades que pueden alquilarse por 15.000 libras a la semana (17.500 euros), pero los jugadores rara vez las eligen. Estas casas están reservadas sobre todo a clientes corporativos.

Tengo más trabajo cuando los jugadores empiezan a llegar, es decir, una semana antes de que comience el torneo

Empiezo a trabajar en Wimbledon Village a las 7 de la mañana. Tengo que estar allí para recibir a los jugadores que han llegado en los primeros vuelos de la mañana.

Junto a mis asistentes vamos de casa en casa. Si el jugador no se ha alojado antes en esa casa, le explicamos cómo funciona todo y nos aseguramos de que tiene la contraseña del wifi, además de garantizarnos de que sabe utilizar la televisión. Después les dejamos a su aire. Si tienen algún problema pueden llamarme directamente.

Tenemos un oficina improvisada para el torneo: mi coche Mini Cooper. No tenemos tiempo para viajar a nuestra oficina del barrio de Chelsea. Comemos a la carrera, y si los vuelos se retrasan, tenemos que esperarlos.

Nuestra jornada suele terminar alrededor de las 10 de la noche. Este horario se prolonga desde el lunes hasta las 7 de la tarde del domingo siguiente, el día anterior al inicio del torneo, cuando todos los jugadores, patrocinadores o medios de televisión deberían haber llegado.

Incluso con todo planificado, las cosas pueden salir mal, así que tengo una agenda llena de números de teléfono de emergencia de electricistas, fontaneros, limpiadores de alfombras, de todo. Hay que estar atento.

Si un jugador se lesiona antes del torneo y tiene que anular la reserva, tenemos cláusulas de cancelación. Pero en casos como ese haremos todo lo posible por conseguir que alguien ocupe esa casa.

Una vez terminado el torneo, tenemos montañas de papeleo que hacer, ya que tenemos que devolver las fianzas de todo el mundo

Los jugadores suelen comportarse muy bien, pero ha habido un par de problemas en el pasado cuando unos jóvenes se dieron un baño con hielo en la casa, haciendo que el agua inundara todo. Ahora, el All England Club proporciona baños de hielo, así que eso ya no es un problema.

También tuvimos un jugador que iba con prisa al aeropuerto, dejándose la ducha caliente abierta por accidente, y cuando el propietario regresó se encontró el baño lleno de vapor.

Los últimos años han sido los más difíciles. En 2020 se canceló el torneo, y en 2021 se volvió a celebrar, pero los jugadores tuvieron que alojarse en un hotel cercano a Westminster. Pude alquilar un total de 60 casas a medios de comunicación. Todo estaba estrictamente controlado.

Ahora todo ha vuelto a la normalidad. Este año vamos a alquilar 150 viviendas. Han sido un par de años horribles, pero ahora vamos viento en popa.

Sin embargo, todavía no podré ver el torneo en directo, ya que estaremos muy ocupados, pero me aseguraré de verlo por televisión.

Claire Turrell
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.