CÓMO TENER UNA MENTALIDAD GANADORA EN 5 PASOS

La mentalidad ganadora juega un papel determinante a lo hora de lograr el éxito, tanto personal como profesional.

Aunque pueda parecer baladí, la imagen que tenemos de nosotros mismos condiciona nuestros pensamientos y nuestras acciones, lo que repercute directamente en nuestros resultados.

Con frecuencia, los grandes deportistas se ven exitosos, talentosos e, incluso, superiores a sus rivales. Trabajan su mentalidad ganadora para luego materializar el triunfo en la realidad.

Si es habitual que te esfuerces mucho por conseguir una meta y no la consigas, es probable que tu autoimagen no sea la correcta.

Quédate y te cuento cómo tener una mentalidad ganadora.

¿QUÉ ES LA MENTALIDAD GANADORA?

La mentalidad ganadora es aquella que se enfoca en la persona que quiere ser y busca la manera de lograrlo.

Por tanto, las personas ganadoras se identifican con quiénes van a llegar a ser.

Los resultados no determinan quién eres, sino que son una consecuencia de los pensamientos y acciones del pasado.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA MENTALIDAD GANADORA?

A menudo, encontramos brillantes estudiantes universitarios que no encuentran trabajo o tienen grandes dificultades para destacar en el mercado laboral.

Del mismo modo, algunos de los hombres más ricos del mundo nunca empezaron una carrera o la abandonaron antes de graduarse.

Descubre cómo piensan los ricos.

Queda claro que formarse no garantiza el éxito.

Obviamente, la formación es necesaria pero hay que saber aplicarla.

Además, aprender sin ejecutar muchas veces es sinónimo de miedo a enfrentar la realidad.

Muchas personas no saben por qué obtienen ciertos resultados y qué tienen que hacer para cambiarlos.

Por ejemplo, hay personas que quieren emprender, sin embargo, no dedican ni 1 hora al día a trabajar en su proyecto. No se forman, no planifican, no actúan.

El resultado es una persona con ganas de emprender frustrada porque no se le ocurre una idea de negocio que le haga rica de la noche a la mañana.

Un secreto: ese negocio no existe.

Por tanto, es necesario alinear tu mentalidad ganadora con las acciones que ejecutas.

Si no tienes claro tu objetivo, podrás conseguir algunas metas a base de esfuerzo y fuerza de voluntad, pero será en balde porque no le encontrarás sentido y abandonarás.

Empieza con el fin en mente.

Es uno de Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

Las personas que logran un cambio permanente en su vida trabajaron antes su mentalidad ganadora.

CÓMO TENER UNA MENTALIDAD GANADORA

Para tener una mentalidad ganadora, tienes que empezar por cambiar de mentalidad.

Estos son los 5 pasos para tener una mentalidad ganadora:

1. DATE PERMISO PARA CAMBIAR

El primer paso es decidir crear la nueva imagen mental sobre cómo quieres ser, esa persona en la que quieres transformarte.

Para ello, define con todo lujo de detalles la personalidad, la actitud y los hábitos que quieres tener en el futuro.

¿Estás dispuesto a hacer el cambio?

2. IDENTIFÍCATE CON TU NUEVO YO

Una vez que has establecido tu nueva imagen y has decidido cambiar, es hora de que fijes tu imagen en tu subconsciente.

Céntrate en tu nuevo yo, no en los resultados, ya que serán fruto de tus nuevos pensamientos y acciones.

Conforme alimentes tu nueva imagen, la antigua se irá diluyendo. La clave es que empieces a pensar, sentir y actuar como la persona en la que quieres convertirte.

A medida que te identificas con tu nuevo yo, tu cerebro empezará a creer que ya lo estás consiguiendo.

Los deportistas de élite son conscientes de esto, por este motivo, visualizan constantemente su éxito.



3. HAZ AFIRMACIONES Y VISUALIZACIONES

Sé un deportista de élite.

No, no tienes que correr los 100 metros lisos en menos de 10 segundos. Eso lo dejamos para Usain Bolt y compañía.

Lo que tienes que hacer es usar las afirmaciones para sentirte capaz de lograrlo.

En todo proceso de aprendizaje, la repetición es clave.

Si no visualizas tu éxito, no vas a tomar las acciones necesarias para conseguirlo.

Recuerda, empieza con el fin en mente.

Establece varios momentos al día en el que leer en alto tus afirmaciones. Por ejemplo, al despertarte, antes de trabajar y después de finalizar tu jornada laboral.

Asimismo, dedica al menos 5 minutos al día a visualizar tu éxito. El momento idóneo es al irte a dormir. El subconsciente está más presente en ese estado de vigilia, por lo que será más fácil que quede grabado y forme parte de ti.

4. CELEBRA TUS AVANCES

Divide tu gran objetivo en pequeños objetivos.

Por ejemplo, tu objetivo a 5 años es tener un negocio que factura 7 cifras anuales; a 1 año es facturar 30.000€ y vivir de él.

Pongamos que estás en el tercer año de vida de tu negocio y facturas 60.000€. Estás orgulloso por todo lo que has conseguido pero te sientes insatisfecho porque ves muy lejos la meta del millón dentro de 2 años.

¿Qué tienes que hacer para llegar hasta allí?

Detállalo. Escribe los grandes hitos. Luego ve dividiendo todo lo que puedas, hasta marcarte objetivos mensuales, semanales y diarios.

Esta tarea de cada día, la tarea principal, es tu tarea roca.

¿Por qué roca? Porque una vez que la hagas, podrás encajar las pequeñas tareas o piedritas en el frasco de tu jornada laboral.

Por tanto, cada día tendrás por lo menos para celebrar tu tarea roca del día anterior. Esto te ayudará a seguir avanzando.

Y, por supuesto, celebra los grandes logros, como una gran facturación o un acuerdo comercial importante.

5. CAMBIA TU ENTORNO

El empresario estadounidense Jim Rohn afirma que somos la media de las 5 personas con las que más nos relacionamos.

Es un ejemplo muy gráfico de la importancia de tu entorno.

A decir verdad, es algo exagerado. Todos tenemos personalidad y voluntad propia. Ahora bien, sí que es cierto que todo influye.

Por eso, te recomiendo que te rodees de personas positivas y agradables que tengan mentalidad de crecimiento.

Consejo especial para emprendedores: rodéate de gente que piense como tú, que esté al frente de un negocio y tenga mentalidad de abundancia.

Esto no quiere decir que en tu vida solo haya emprendedores o hippies.

En tu vida debe haber otro tipo de relaciones: amorosas, familiares, de amistad, etc.

Ahora bien, si en tu vida hay personas que te hacen daño o suponen un lastre para tu éxito deberías distanciarte de ellas dentro de lo posible.

Y el entorno no se reduce solo a personas, también al espacio donde trabajas, vives y socializas.

Trabaja en un despacho o una habitación de tu casa diferente a la que duermes.

El teletrabajo ha llegado para quedarse.

* * *

Hemos visto qué es la mentalidad ganadora, por qué es tan importante y cómo conseguirla.

Si sigues estos 5 pasos de transformación serás capaz de eliminar creencias limitantes y reprogramar tu mente para alcanzar el éxito.

Pablo Moreno

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: