La abundancia consiste en lo uno y lo otro

Siempre me ha hecho mucha ilusión hacerlo y hoy no será diferente: ‘Vivir con Abundancia’ ha alcanzado su decimosexta edición y para celebrarlo quiero compartir contigo un capítulo para que puedas leerlo de forma totalmente gratuita.

Pero antes, déjame que te cuente qué es esto de la abundancia…

A priori, parece difícil entender por qué algunas personas son capaces de materializar todo aquello que desean sin esfuerzo mientras que otras parecen condenadas a una vida de resignación y sufrimiento.

Lamentablemente, todavía existen demasiadas personas que experimentan escasez y sufrimiento. Sin embargo, pienso que las cosas podrían ser de otra manera. Es más, estoy convencido de que algún día será así y, mientras tanto, seguiré haciendo -junto con IPP- todo lo posible por hacerlo realidad.

Esa misma motivación fue la que me llevó en 2015 a escribir ‘Vivir con Abundancia’, que más que un libro, es una revolución. En él, quise plasmar los motivos que explican la abundancia. O en otras palabras, la facilidad que tiene una persona para manifestar aquello que desea en su vida.

En efecto, esto no es fruto del azar sino que existe una serie de leyes que lo explican. La causa de que vivamos en la escasez es que desconocemos estas leyes o que, sencillamente, no sabemos cómo aplicarlas en nuestro día a día.

Si todavía no conocías el libro, desarrollo en sus páginas las 10 leyes de la abundancia en nuestro planeta, además de 30 claves prácticas que puedes aplicar en tu día a día si estás dispuesto a gozar de una vida plena y significativa.

Hoy, poco más de cinco años después, puedo anunciar con profundo entusiasmo y alegría que ‘Vivir con Abundancia’ ha alcanzado su 16ª edición.

Y para celebrarlo, como te he prometido al principio de esta entrada, te dejo a continuación un capítulo muy interesante. En esta ocasión, he optado por el segundo capítulo del libro en el que pretendo acabar con esa falsa creencia de que para tener algo, hay que renunciar a otra cosa…

¡Disfruta del capítulo!



2. La abundancia no es lo uno o lo otro; es lo uno y lo otro

Era tan pobre que no tenía más que dinero. [Joaquín Sabina]

Al que pide las cosas espirituales, las materiales le vienen dadas por añadidura porque son como la sombra que va siguiendo a los objetos. [Orígenes]

En la película Family Man, Nicolas Cage interpreta a un multimillonario que se complace en una vida solitaria llena de lujos, coches caros y mujeres de una sola noche… hasta que un día su ángel de la guarda le cambia su vida llena de excesos y trajes caros por la vida que habría tenido si no hubiera abandonado a su novia para poner todo su foco y energía en conseguir exclusivamente una fortuna. Y así un día despierta en una vida sin dinero, con mujer, niños, perro y chalet en las afueras de la gran ciudad… exactamente todo lo que no desea.

Sin embargo y según pasan los días, el personaje se da cuenta de que aunque económicamente no disponga de los lujos de antes, ahora tiene algo que no tenía: una familia con la que vivir la experiencia del amor. Y así descubre que la abundancia es un concepto global que contempla diferentes aspectos de la vida más allá del económico.

En la película Ciudadano Kane sucede algo similar cuando el protagonista, una persona que ha amasado la mayor fortuna imaginable y conocido todos los éxitos posibles, en su lecho de muerte sólo recuerda el trineo que tenía de pequeño: Rosebud. Al parecer eligió y eligió mal…

Demasiadas personas siguen convencidas de que tienen que elegir entre disfrutar de su familia y una carrera profesional exitosa; entre ganar dinero y ser buenos padres; entre disfrutar del éxito y ser buena persona. Sin embargo esto es una idea poco abundante. No es lo uno o lo otro. La verdadera abundancia incluye lo uno y lo otro y necesitarás salir a jugar con tu mejor versión para encontrar la forma de hacerlas compatibles.

Conviene dejar esto claro cuanto antes: cuando hablamos de abundancia no sólo nos referimos al aspecto económico. Abundancia es disponer de la salud, del amor y de los recursos que realmente deseas y necesitas en cada momento de tu vida así como de la posibilidad de poder brindarle todo esto a otras personas cuando libremente lo decidas. Abundancia es no hacer nada por dinero y no dejar de hacer nada por dinero.

La vida está compuesta de muchas asignaturas y de la misma manera que en la escuela si no aprobabas todas, aunque fuera con una nota de suficiente, no podías pasar de curso, en la escuela de la vida sucede lo mismo. En último término la vida no es más que una enorme escuela. Es preciso aprobar todas las asignaturas para poder seguir avanzando y pasar de curso. Algo que todos hemos experimentado es que cuando no aprobamos una asignatura, la vida nos vuelve a poner en la misma situación una y otra vez hasta que la aprobamos. Por eso en ocasiones pasamos por las mismas circunstancias, aunque con personas y en momentos diferentes, una y otra vez.

Podrás obtener mejor o peor calificación, pero es preciso alcanzar al menos el aprobado en cada una de las asignaturas para disfrutar de una auténtica abundancia. Ponerle foco y atención sólo a una de las asignaturas no te conducirá a una verdadera vida abundante.

El momento en el que decidas estudiar y aprobar cada una de las diferentes materias de la vida puedes elegirlo libremente pero si deseas conducir tu vida al siguiente nivel, ten la seguridad de que antes o después necesitas aprobarlas todas. La verdadera abundancia incluye lo uno y lo otro

¡Gracias por leer el post y compartirlo!

Además, te recuerdo que puedes leer más capítulos de Vivir con Abundancia en este enlace.

Sergio Fernández

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: