No necesitas lo mismo que los demás, somos diferentes

¿Sabes que hay gente a la que no le gusta compartir el perfume o la colonia que usan? Me refiero a que no dicen cuál es o de qué marca. Es como si les fueran a robar la fuerza 🙂

Me alucina porque aunque tú y yo usásemos el mismo perfume oleríamos completamente diferente. Porque somos diferentes, nuestra piel es diferente…

Lo mismo aplica para los negocios. Sigue leyendo…

Llevo más de 13 años con mis empresas montadas y en todo este tiempo he visto y he hecho absolutamente de todo:

  • Cuando se llevaban los blogs escribí el mío y hubo años enteros en los que escribía más de dos posts por semana.
  • Cuando Facebook era lo más puntero, publicaba con asiduidad, tenía publicidad permanente y más de diez grupos.
  • Tengo un podcast activo desde hace 12 años que acumula más de un millón de descargas y otro «en pausa» a través del que me siguen llegando muchísimos clientes.
  • Aprendí a crear retos gratuitos y conseguí atraer a miles de personas en cada uno de ellos. No siempre funcionaron pero «era lo que se hacía».
  • He hecho lanzamientos con webinars, con emails, con Telegram,… y cada mes (o cada día) cambiaba el canal que se supone que debías saber usar.
  • He vendido productos y servicios de forma puntual en el año y también de forma permanente (evergreen). He pagado miles de euros para aprender a hacerlo pero siempre aparecían novedades que convertían a alguien en multimillonario. A pesar de haber facturado muchísimo más de lo que nunca había imaginado, la ansiedad por estar perdiéndome algo importante no siempre me ha dejado disfrutarlo  a tope.
  • He trabajado con mentores españoles, americanos, islandeses,… invirtiendo un dinero que me ha hecho ampliar mis horizontes y pensar más allá de lo evidente. Fueron aventuras que, en ocasiones, no acabaron como yo me había imaginado pero que me han hecho estar donde me encuentro ahora mismo.
  • Tengo una membresía con más de 700 clientes de pago que me dan la tranquilidad de saber que hay ingresos estables cada mes pase lo que pase.


Pero lo importante, lo que quiero compartir contigo, es que no soy la misma. He ido cambiando a lo largo del tiempo y mis empresas lo han hecho conmigo reinventándose a cada paso. ¿Y sabes por qué ahora es mi mejor momento?

Porque hace un tiempo decidí que me iba a saltar todas las reglas, que iba a dejar de seguir las tendencias y a fiarme más de mi instinto. Porque lo que dicen que funciona no siempre lo hace para ti. Porque cada uno somos distintos y, aunque creas que es evidente, luego queremos trabajar de la misma forma.

Cuando me he olvidado de los pasos necesarios, las redes sociales imprescindibles, las novedades, las aplicaciones carísimas a las que no sacaba partido; cuando he desnudado mi negocio y lo he hecho mío, solo entonces las piezas han encajado.

Pepa Cobos

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: