Técnicas de coaching empresarial adaptadas al teletrabajo

¡Todos para uno y uno para todos! La clave de un equipo motivado y productivo es un líder coach que cumpla con su rol de coordinador de trabajadores individuales que, al compartir tareas, superan la suma de las partes. ¿Observas que con el teletrabajo necesitas encontrar nuevas estrategias de comunicación, motivación y liderazgo? Las técnicas del coaching empresarial también son útiles en el contexto híbrido actual.

Herramientas de coaching empresarial

Con esta metodología de liderazgo todos salen ganando porque siempre se aprende y se evoluciona. Estas herramientas son fundamentales para trascender los esfuerzos aislados y lograr los objetivos de la compañía:

  • Comunicar, escuchar y recoger.  Es tan importante prestar atención al mensaje hacia fuera (clientes, proveedores) como al interno. Ser receptivo a las necesidades del equipo con una escucha neutral y presente es condición necesaria para conseguir una plantilla motivada.
  • Aportar fuera del horario. Igual que los silencios y gestos dan una información clave más allá de las palabras, para lograr la conexión del conjunto de los empleados, puedes proponer y facilitar eventos afterwork. También ayudan los retos o desafíos periódicos, ya sean semanales o mensuales.
  • Participación y libertad. Por cada consulta, pide a tu equipo que venga con tres posibles soluciones. Asumiendo que habrá errores, como en todo proceso de aprendizaje, sentirse partícipe del rumbo de la compañía fortalece el engagement y acelera la resolución de conflictos.

El objetivo es un liderazgo de influencia, receptivo al estado emocional de los colaboradores y que haga salir a la luz todo el potencial de cada uno de ellos. ¡La distancia social no es un obstáculo en este sentido!



Coaching para el teletrabajo

La gestión del tiempo en las reuniones a distancia es, si cabe, más necesaria que en las presenciales. Seguro que ya has pasado por esa sensación de haber dedicado la jornada a estos encuentros y no haber terminado tus tareas ni tener clara la hoja de ruta. Cuando practiques al inicio de la actividad la “rueda del sentir” vigila especialmente la previsión del tiempo asignado a cada empleado, pues si se excede, será contraproducente.

Sin embargo, este espacio inicial es muy útil para salvar la distancia social que origina la comunicación a través de la pantalla. Al no contar con la presencia física, poder expresar las emociones de ese momento y escuchar la situación del resto de la plantilla, tiende puentes entre compañeros y hace conectar más allá de los cometidos de cada uno.

Otra de las estrategias que puedes aplicar es designar a una persona de apoyo mientras dure el proyecto o en un tiempo específico de trabajo a distancia. “Le llamaban body” a esta persona seleccionada que ofrece cuidado, inspiración y motivación a otro compañero. Permite desarrollar la creatividad y relajar tensiones provocadas por los cambios veloces y la adaptación a los mismos. Al proponerse por parejas, surgen vínculos y complicidades que enriquecen a toda la plantilla.

Por último, cuenta con personal hábil en el desarrollo de infografías o pequeños materiales, quizás audiovisuales, que agilicen la comunicación y aporten contenido desde la perspectiva artística. Con el coaching empresarial aplicado al teletrabajo puedes contribuir a humanizar el trabajo en equipo.

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: